Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Crónica

0-0. Otro punto insuficiente

El conjunto blanquiazul suma un empate sin goles en su visita a El Sardinero en un encuentro en el que mostró serias carencias en ataque y sufrió para mantener la igualada

28

El Racing de Santander - Málaga CF, en imágenes LaLiga

El Málaga CF involuciona con respecto al debut de Pepe Mel. Volvió a sumar un punto, esta vez a domicilio en El Sardinero, pero las sensaciones que dejó el conjunto blanquiazul no tuvieron nada que ver con las percibidas hace solo una semana. Muy flojo partido en ataque de un equipo que llegó a desesperar, que era incapaz de conectar tres pases seguidos y que apenas generó peligro sobre la portería rival. El empate en Santander sirve para poco más que para abandonar, de forma provisional, el farolillo rojo de LaLiga SmartBank.

Los primeros minutos del choque fueron para el Racing. Apretó desde el inicio la salida de balón del Málaga y le creó muchos inconvenientes. Avisó con varios saques de esquina el equipo cántabro, hasta que Pol Moreno, en segunda jugada, conectó un cabezazo peligroso que se marchó desviado por poco.

Se fueron desperezando los de Pepe Mel y tuvieron unos buenos minutos de dominio con el balón, pero sin generar peligro en el área rival. Lo más destacable en ataque en los primeros 45 minutos en los malagueños fue un balón que recibió Rubén Castro y antes de engatillar fue tocado levemente por detrás dentro del área de castigo y fue al suelo. Nada señaló González Francés.

Le costaba un mundo al Málaga combinar y encontrar situaciones de ventaja en campo rival. Por contra, los de Guillermo Fernández Romo cada vez conseguían acercarse a las inmediaciones de Manolo Reina con mayor facilidad. Así, llegó un tiro desde la frontal de Jorge Pombo que se marchó a la derecha de la portería blanquiazul. Y poco después, en el ecuador del primer acto, Sekou tuvo la más clara para los locales. El exdelantero blanquiazul llegó forzado a rematar un centro raso al segundo palo y la mandó fuera. Y, además, se lesionó en su intento de golpeo y tuvo que ser sustituido tres minutos más tarde por Matheus.

El conjunto de Martiricos sufría, pedía a gritos que llegase al descanso. Y a punto estuvo de irse a vestuarios por detrás en el marcador. Pombo, al borde del intermedio, estrelló un lanzamiento de falta en el palo. Suspiro de alivio de Manolo Reina y todo el malaguismo.

Y si la primera parte del Málaga había sido pobre, la segunda ya fue el remate. No se vio absolutamente nada en ataque de lo que mostró el equipo en el debut de Pepe Mel frente al Villarreal B. Espesos, lentos, incapaces de conectar una jugada con sentido. Aún así, el primer acercamiento del segundo acto fue para los boquerones. Gallar cabeceó muy flojo y centrado.

Pero solo fue un espejismo, el Racing no tardó demasiado en recuperar el control del choque. A los 53 minutos, nueva oportunidad muy clara para los cántabros para ponerse por delante. Mboula soltó un zapatazo que se estrelló en la cruceta de la portería de Manolo Reina. Se volvía a salvar el Málaga.

El empuje seguía siendo local, el Málaga sabía contener las acometidas locales pero el encuentro no estaba ni mucho menos favorable a los intereses blanquiazules. Los de Mel solo llegaban en acciones aisladas, y ahí cerca estuvieron de conectar Gallar y Rubén Castro. Un zaguero rival cortó el pase en el último segundo.

El choque entraba en su tramo final, y entonces llegó la acción más polémica del choque. Reina salió alocado y tocó el balón con las manos fuera del área. González Francés señaló la infracción y le enseñó tarjeta amarilla, mientras Santander entera reclamaba la roja. La falta, justo en la frontal, la envío Juergen rozando el palo. La última del encuentro fue para el Málaga, N’Diaye cazó un rechace en el área y golpeó el esférico sin precisión y demasiado forzado. Ni unos ni otros consiguieron mover el marcador. Reparto de puntos insuficiente para el Málaga.

Compartir el artículo

stats