La Junta de Andalucía realizará en Marbella un cribado para detectar entre los vecinos posibles casos de contagios del coronavirus.

Las pruebas, que se realizarán tras la decisión adoptada el miércoles por el Comité Territorial de Alerta de Salud Pública de Alto Impacto, se desarrollarán en fechas que la Consejería de Salud y Familias anunciará próximamente.

Los vecinos que, de forma voluntaria, se sometan a los test recibirán una notificación con información del lugar en el que se realizarán, señala la Consejería.

La Junta realizará las pruebas en 26 municipios andaluces, de los que Marbella y Benahavís son los únicos de la provincia de Málaga.

El anuncio del cribado se produce en un momento en el que la tasa de incidencia acumulada de casos de contagio del virus ha aumentado de forma considerable en las últimas semanas. El índice subió ayer 19 puntos, hasta los 350,9 puntos por 100.000 habitantes en las dos últimas semanas, la más alta desde finales de febrero. El jueves, el índice subió 28 puntos.

El cribado será el segundo que la Junta organiza en Marbella. A mediados de enero, también en un momento de una alta expansión de los contagios, realizó pruebas de antígenos en una unidad móvil en el aparcamiento del Palacio de Ferias y Congresos.

De las 1.000 personas a las que, de forma aleatoria, se citó a través de mensajes SMS con la hora y el lugar, sólo acudió el 43 por ciento.

Las pruebas se saldaron con la detección de siete casos positivos.

El Ayuntamiento realizó a finales de febrero otro cribado de test de antígenos entre mil jóvenes del municipio con edades comprendidas entre los 16 y los 29 años.

Las personas citadas para las pruebas se seleccionaron de forma aleatoria -mediante el mismo sistema por el cual el Ayuntamiento elige a las integrantes de las mesas electorales- entre los cerca de 23.500 vecinos del padrón municipal que se encontraban en esa franja de edad.

El objetivo de las pruebas, que se realizaron durante una semana por las tardes en emplazamientos habilitados en el Palacio de Ferias y Congresos de Marbella y en una carpa en San Pedro, para facilitar la asistencias de los jóvenes citados, era descongestionar la presión en los centros sanitarios de atención primaria.

El Consistorio no facilitó el número de jóvenes que acudió a las pruebas, pero aseguró que la asistencia fue «cercana al 50 por ciento» y que los contagios que se detectaron «rozaron el 0,25 por ciento».

En invierno, los establecimientos considerados no esenciales tuvieron que cesar su actividad durante dos semanas y el perímetro del municipio estuvo cerrado más de un mes.