El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre va a instalar entre 10 y 15 aparcamientos públicos gratuitos por toda la ciudad, donde estacionar patinetes y scooters.

La iniciativa surge del Consejo de Participación Ciudadana y ha supuesto el trazado de un ambicioso plan de instalación de aparcamientos el próximo año, de manera experimental, con una capacidad aproximada de 900 plazas individuales, en las inmediaciones de los cuatro institutos de Secundaria, los recintos deportivos más frecuentados y diversos edificios públicos municipales.

La empresa contratada para su instalación se llama Scootchel y tiene su sede en Alhaurín de la Torre, aunque trabaja para toda la provincia.

Junto a este proyecto, el Consistorio también va a crear nuevas zonas para aparcamiento de bicicletas, similares a los que se han habilitado otros años en las zonas escolares.

Los concejales de Servicios Operativos y Movilidad Urbana, Prudencio Ruiz y Pablo Montesinos, respectivamente, han explicado que el Plan de Movilidad Urbana, actualmente en redacción, ya contempla este tipo de instalaciones para favorecer el uso de los patinetes eléctricos con idea de ir disminuyendo el uso del coche para trayectos cortos y de carácter intraurbano, "para reducir la huella de carbono y apostar por un municipio más sostenible, saludable respetuoso con el medio ambiente y con menos retenciones de tráfico en hora punta", asegura Ruiz.

La contratación de este suministro con la empresa incluye la celebración una serie de cursos y talleres de seguridad vial para los usuarios de los patinetes, mayoritariamente jóvenes, de forma coordinada con la Policía Local y la Concejalía de Educación.

"Es muy importante saber manejarlo y respetar el código de circulación y las normas, porque últimamente se han extendido los accidentes de tráfico debido a un uso incorrecto, y eso lo debemos corregir entre todos, administración y usuarios", explica Prudencio J. Ruiz.

Imagen de uno de los modelos de parking de patinetes.

Imagen de uno de los modelos de parking de patinetes. L.O.

La gerente de Scootchel, Raquel Peral, ha añadido que los estacionamientos están construidos con materiales resistentes a la intemperie y se ofrecen dos gamas de uso: analógico y digital. La primera cuenta con entre 10 y 15 puntos de amarre y un candado que bloquea el patinete, mientras que la segunda dispone de estación de carga y conectores USB, carga rápida y enchufe europeo, además de taquilla para guardar cascos y mochilas, si bien van provistas de cuatro plazas.

Aunque esta es una primera fase del plan, los concejales afirman que la propia demanda será la que indique la necesidad de instalar más aparcamientos, en qué lugares y con qué prioridades.