El Centro de Iniciativas de la Diputación de Málaga La Noria y la asociación Almijara han puesto en marcha un proyecto para dar a conocer la Cueva de Belda y sus seis especies de murciélagos en el municipio de Cuevas de San Marcos.

El proyecto, enmarcado en el convenio de colaboración entre la Diputación de Málaga y la Fundación la Caixa "quiere hacer frente a los retos del despoblamiento rural, el cambio climático y la pérdida de la biodiversidad, así como la inclusión sociolaboral de jóvenes, mujeres, desempleados y personas con diversidad funcional desde el emprendimiento social" según ha explicado la vicepresidenta segunda y diputada de Innovación Social y Atención al Despoblamiento, Natacha Rivas, junto al presidente de la Asociación Almijara, Miguel Ángel Barba, y el alcalde de Cuevas de San Marcos, José María Molina.

La Cueva de Belda, situada en la Sierra del Camorro de Cuevas de San Marcos, cuenta con 350 metros de desarrollo, varias salas y tres lagunas interiores, siendo uno de los mayores refugios de quirópteros de Europa con seis especies distintas de murciélagos.

Este proyecto busca potenciar los valores patrimoniales, naturales y turísticos de esta cueva y de la localidad, pero también su control y protección para asegurar el correcto desarrollo de las especies que la integran.

La Cueva de Belda alberga seis especies de murciélagos. L.O.

Actuaciones

El proyecto contempla la creación y puesta en marcha de un Aula al Aire Libre, en una parcela a la entrada del municipio próxima al Punto de Información Turística que servirá de escaparate para quienes no puedan acceder a la sierra y un espacio demostrativo de las mejoras de biodiversidad y geodiversidad que se van a desarrollar dentro del proyecto y de las nuevas políticas municipales sostenibles.

Además, se realizará una adaptación y adecuación del espacio expositivo del Centro de Interpretación Senda de los Milenos que permitirá visionar a través de grabaciones el interior de la Cueva de Belda y, a través de una web, se mostrará el interior de la cueva, lo que permitirá que las personas con movilidad reducida puedan disfrutarla desde su ordenador, televisor o móvil.

Asimismo, la Asociación Almijara llevará a cabo talleres en los centros de enseñanza municipales sobre las Soluciones Basadas en la Naturaleza (SBN) y el potencial del murciélago como motor de emprendimiento verde, turismo sostenible, frente al despoblamiento y la pérdida de biodiversidad.

Todo ello se complementará con una campaña informativa sobre la importancia de la conservación y estudio de los murciélagos de la Cueva de Belda para el futuro desarrollo de Cuevas de San Marcos, un taller formativo de orientación laboral, empleo verde y custodia del territorio destinado a jóvenes y mujeres desempleadas del municipio, y como cierre del proyecto, un primer encuentro sobre turismo y murciélagos con expertos y sectores implicados.