La Diputación de Málaga ha puesto en marcha el certamen ‘Tu iniciativa tiene valor’, con un total de 20.000 euros en premios para las comarcas con municipios en riesgo de despoblación, al objeto precisamente de poner el foco e impulsar las potencialidades de la Málaga rural.

Así lo dio a conocer ayer la vicepresidenta segunda y diputada de Innovación Social y Despoblamiento de la Diputación, Natacha Rivas, tras subrayar que han sido las propias personas galardonadas en 2021 «las que han animado a organizar esta nueva edición».

Ya hubo el pasado año más de un centenar de propuestas, «por lo que consideramos continuar la labor de reconocer el espíritu emprendedor y creativo de nuestra provincia», agregó la propia diputada provincial. Se reconocerán, por lo tanto, «los proyectos, productos y servicios, con o sin base tecnológica, que surgen desde el emprendimiento y la innovación en los municipios de la provincia de Málaga de menos de 20.000 habitantes, especialmente en aquellos que registran mayor tasa de despoblación durante la última década».

Rivas matizó que el principal objetivo de esta edición es «reconocer y poner en valor el espíritu emprendedor y el talento creativo que hay en nuestra provincia y revitalizar las zonas más despobladas». Asimismo indicó que el plazo para la presentación de proyectos o ideas se prolongará hasta el viernes 30 de septiembre y las bases se pueden consultar en la web de La Noria.

El ámbito de aplicación de proyectos engloba a las comarcas de Antequera-Guadalteba-Nororma, Axarquía, Serranía de Ronda, Sierra de las Nieves, y Valle del Guadalhorce, que son las que reúnen a los 45 pueblos con la mayor tasa de pérdida de población en la última década en la provincia.

Y las ocho temáticas que propone la Diputación sobre los diferentes retos giran en torno a iniciativas relacionadas con la movilidad sostenible; el emprendimiento juvenil y/o femenino; la reducción de la brecha digital; el fomento del orgullo rural o de pertenencia; la economía sostenible, circular y verde; la innovación en el sector agrario y relevo generacional o el retorno de familias y jóvenes que, según subraya la propia Diputación de Málaga, «son vitales para frenar la despoblación».