Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Patrimonio

Los entresijos del cementerio de San Antonio de Archidona

El cementerio de San Antonio opta a convertirse en el más bonito de España a través de la votación popular iniciada por Funespaña y que estará abierta hasta el 30 de septiembre

Vista del interior del cementerio y el cerro de la Virgen de Gracia. | L.O

Desde el interior del cementerio de San Antonio se puede ver el Santuario de la Virgen de Gracia, erigido en el cerro con el mismo nombre. Desde las alturas de la Ermita de la patrona de Archidona se divisa perfectamente el camposanto. No es casualidad que exista una conexión visual directa entre ambos, puesto que comparten un eje incuestionable de relación espiritual. El cementerio es testimonio del patrimonio inmaterial de la localidad y en este caso se manifiesta en las lápidas funerarias con la representación de imágenes de Sagrados Titulares de las cofradías de la Semana Santa del municipio y sobre todo de la Virgen de Gracia.

Pero esta valoración genérica que pueden compartir este tipo de lugares no es la única singularidad del cementerio de San Antonio, que este 2022 opta a convertirse en el más bonito de todo el país tras presentar su candidatura al séptimo Concurso de Cementerios de España, uno de los eventos culturales más importantes del sector funerario y para los ayuntamientos, que llevan años priorizando el cuidado de sus cementerios. La iniciativa, organizada por Funespaña a través de la revista ‘Adiós Cultural’, busca reconocer el interés histórico, social, artístico y patrimonial de los cementerios españoles.

Este cementerio malagueño de 8.500 metros cuadrados compite contra otros seis candidatos que podrán ser apoyados mediante el voto popular hasta este próximo viernes 30 de septiembre. «Nos hemos presentado porque recientemente terminamos la intervención de pavimentación en el cementerio histórico, y nos pareció una oportunidad interesante», explica la arquitecta municipal, Inmaculada Montero.

Según consta en el Archivo Municipal, el cementerio de Archidona se considera en estado de servicio desde el 19 de febrero de 1814 y se encuentra aledaño a la ermita de San Antonio, lo que responde a la propuesta de aprovechar para las capillas de los cementerios, las posibles ermitas existentes.

La ermita, que fue restaurada hace algunos años, es una pequeña iglesia de una nave con una fachada sobria dotada de espadaña que se remonta al siglo XVII. El patio principal muestra una traza octogonal en las que las vías de tránsito flanquean el recinto junto al perímetro de nichos y articulan el espacio interior definiendo cuarterones que acogen panteones, módulos de nichos y fosas.

Por otro lado, la Capilla de Nuestra Señora de los Dolores ocupa la planta superior del recinto que abre la fachada principal y muestra una planta octogonal cubierta interiormente por una cúpula que aparece presidida por una hornacina-retablo que acoge una escultura de medio cuerpo con la iconografía de la Virgen de los Dolores.

La planta de la capilla y el aparejo toledano de su paramento exterior evocan la arquitectura y edilicia de la emblemática plaza Ochavada de Archidona, mientras que la torre de ladrillo visto, cuadrangular con esquinas achaflanadas, evoca a su vez otro de los referentes históricos artísticos de la Archidona dieciochesca, la torre de la iglesia conventual de las Mínimas. Como detalle entrañable, una de las esquinas del patio principal del cementerio acoge un pequeño recinto de nichos cubierto, destinado a enterramientos infantiles y donde hay 235 nichos. En el patio principal también hay un pequeño recinto edificado que fue destinado a sala de autopsias.

En cuanto a estética visual, hay que destacar las vistas axiales que unen la entrada del cementerio con el pórtico de acceso al Panteón y a la Capilla de la Virgen de los Dolores. Un potente eje visual, de tránsito flanqueado longitudinalmente por una sobria vegetación de altos cipreses y tuyas cortadas. En el perímetro de nichos del patio, los canalones aparecen rematados algunas veces por una pequeña cruz.

Compartir el artículo

stats