Damián Quintero es medallista olímpico. Ya podemos decirlo alto y claro. El karateca malagueño ha logrado la medalla de plata en el debut del kata en unos Juegos Olímpicos. Nada menos que en Japón, en el Nippon Budokan de la capital nipona, y ante el máximo favorito al oro por razones más que obvias: el karateca japonés Ryo Kiyuna, que con un kata Ohan Dai valorado con 28.72 superó a Quintero en más de un punto (27.66 por su Suparinpei) haciendo buenos los pronósticos que le daban como seguro vencedor compitiendo como local.

El dominio de la categoría del karateca nipón es demoledor. Y si a ellos sumamos que competía en casa… Sólo una vez, en 2018, el japonés Ryo Kiyuna tuvo que conformarse con una medalla de plata en un campeonato internacional en los últimos años. Fue en la Premier League de Dubai, y quien le superó fue, en efecto, Damián Quintero. No pudo repetirse la historia este viernes, 6 de agosto de 2021, en el Nippon Budokan de Tokio.

Kiyuna fue valorado con un 20.02 en la parte técnica y un 8.70 en la parte deportiva, mientras que Quintero sumaba 19.32 y 8.34 respectivamente. De haber habido público, más allá de voluntarios y delegaciones nacionales, el pabellón que se construyó con motivo de los Juegos Olímpicos de 1964 se habría venido abajo (dentro de la tradicional sobriedad nipona) celebrando un título olímpico que este viernes se ha festejado con el varapalo aún en mente del triunfo, hace 24 horas, de Sandra Sánchez sobre la karateca local Kiyou Shimizu.

El karateca malagueño, con la medalla sumada este viernes en Tokio, acumula un palmarés de auténtico infarto. Además de ser número uno del ranking mundial en el kata masculino, Quintero ha sido campeón del mundo en una ocasión, en 2014, y dos veces subcampeón (en 2016 y 2018). Ha sido cinco veces campeón individual de Europa, además de otras tantas en el formato por equipos, y es el actual subcampeón continental. Además, ha sido el vencedor de la Karate1 Premier League (el circuito internacional) en tres ocasiones y fue el campeón de los World Beach Games celebrados en Doha (2019) A todo ello hay que sumar numerosísimas distinciones a nivel nacional, regional y provincial acumuladas en los últimos años por el karateca nacido en Buenos Aires pero afincado desde muy corta edad en Torremolinos.

Debut con sabor español

La aparición, por primera y única vez del kárate como disciplina olímpica en Tokio 2020 dejará un gran sabor de boca al deporte español, gracias a los éxitos alcanzados en el kata por la manchega Sandra Sánchez y el malagueño Damián Quintero. Su oro y su plata, logrados en el país que vio nacer este deporte, colocan a España en la cima del mismo a nivel internacional y el Comité Olímpico Español ha reconocido su gran trabajo nombrándolos abanderados de la delegación de nuestro país en la ceremonia de clausura de los Juegos este domingo.

El camino, marcado desde las clasificatorias

Ambos karatekas, cabezas de serie en los grupos A y B, lideraron desde el inicio la competición iniciada esta mañana en el impresionante Nippon Budokan. Kiyuna hacía buenos los pronósticos y con un kata Ohan en su primera intervención (28.26) y un Anan en la segunda (28.40) pasaba a la fase de ranking con las mejores notas de toda la competición acompañado por el turco Sofuoglu (actual campeón de Europa) y el veterano venezolano Díaz, que tuvieron que conformarse con acceder a los combates por el bronce tras otro impresionante kata del ídolo local: un Anan Dai que era valorado por los jueces con la puntuación más alta de toda la competición, un 28.72., misma puntuación que en el kata final.

Damián Quintero, por su parte, lideró el grupo A con claridad desde el inicio, con un Kururunfa de 27.34 y un Ohan Dai de 27.40 que fueron inalcanzables para el norteamericano Torres, el coreano Park (ambos accedieron a la fase de ranking), el alemán Smorgurner y el kuwaití Almosawi. En la fase de ranking el malagueño ejecutaba un Anan Dai valorado con 27.28 que le daba derecho a luchar por el oro olímpico.

El primer y único podio de la historia del kata olímpico lo completaron el norteamericano Ariel Torres, que se impuso en su combate al venezolano Antonio Díaz con un kata Anan valorado en 26.72, y el turco Ali Sofuoglu con un Gojushisho Sho de 26.26, superando al coreano Heejun Park y haciéndose con sendas medallas de bronce.