15 de enero de 2019
15.01.2019
Tribuna

Volveremos

Tiempo habrá de comparar las políticas que en Andalucía se van a seguir y entonces seguro que valoramos lo que teníamos

15.01.2019 | 05:00

Cuando los japoneses invadieron Filipinas, el mariscal de campo Douglas Mac Arthur tuvo que abandonar las islas en marzo de 1942, obligado por el propio Roosevelt y no exento de polémica por su estrategia militar. Tras salir del país asiático pronunció: «Me voy, pero volveré». El cine mitificó aquella promesa en un «volveremos».

Los números son tozudos y suelen ser el argumento principal para finiquitar cualquier debate y afianzar un posicionamiento. Y así ha sido en Andalucía. Pocos lo explican con tanta claridad como el economista José Carlos Díez. En los cinco años de gobierno de Susana Díaz el paro se redujo en 12 puntos, los cotizantes aumentaron en medio millón y la renta media por familia se elevó en 1.300 euros. Y todo ello acompañado de medidas sociales y de igualdad, algunas de ellas vanguardistas en nuestro país.

Pero la macroeconomía se arrodilló ante las micro fake news. La esperanza fue engullida por la zozobra. Y la razón vencida, una vez más, por la agitación de las vísceras.

El Gobierno andaluz se perdió en el mismo sitio donde ahora se está conformando el nuevo Gobierno: fuera de Andalucía. Desde la atalaya de Madrid (siempre nos miraron y nos miran desde la atalaya) y desde la falta de decisión en la cuestión catalana. Susana quiso hacer una campaña en clave andaluza, hablando de Andalucía, aunque el debate estaba fuera de nuestra tierra y muchos se lo advirtieron. Hizo bien en su discurso, y lo aplaudo, aun conociendo los resultados. El tener firmes convicciones no permite traicionar los principios.

Nos falta a los andaluces ser más andalucistas. Escucho con estupor a la derecha, aquella que no quería que escribiéramos nuestra historia, hablar de adoctrinamiento en las escuelas. Otra paparrucha más. De niño era obligatorio aprenderse el nombre del presidente Escuredo (nunca imaginé que los años me premiarían con su estrecha amistad) y los versos del himno de Andalucía. Hoy los chavales desconocen nuestro himno, nuestra letra y hasta el nombre de la presidenta. Os lo dice un profesor de Historia de un instituto público.

A partir de esta semana se invalida el discurso de la derecha de los 40 años del PSOE. Unos atribuyen a Churchill y otros a Groucho Marx (este Marx nunca pasa de moda) la anécdota de aquella mujer (vale para un hombre) que preguntaba si la veían guapa, a lo que le respondían: ¿comparada con quién? Ahora habrá capacidad de comparar, no con otras comunidades o países, sino con otras políticas en nuestra comunidad y, entonces, podremos valorar en su justa medida lo hecho hasta hoy en Andalucía.

En octubre de 1944, con MacArthur al frente, las tropas americanas desembarcaron en la isla filipina de Leyte. Recuperó las posiciones del Pacífico, ocupó Japón y terminó con la divinidad del emperador, Hirohito, quien se postró ante el militar.

*Bernal es doctor en Historia y presidente del PSOE-A Málaga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog