Opinión | La libreta del duque de Chantada

Damien Inglis, el largo camino del niño del cisne

Damien Inglis, en uno de sus escasos partidos con los Bucks.

Damien Inglis, en uno de sus escasos partidos con los Bucks. / solobasket

Damien era feliz jugando al fútbol en las calles de Cayena, la capital de la Guayana francesa, hasta que con 9 años conoció el baloncesto. Sus primos jugaban al Streetball y un día pusieron la pelota naranja en sus manos. Ese instante fue un momento iniciático que le llevaría a recorrer un larguísimo camino, en kilómetros y experiencias, que tendrá su próxima parada el sábado ante Unicaja. Formado en el club local, el Cygne (Cisne), decidió cruzar el Atlántico y plantarse en París. A más de 7.000 kilómetros de su casa y con sólo 14 años comenzó a conocer los sacrificios que conllevaba convertirse en un jugador profesional. A pesar de contar con una hermana en la capital francesa la experiencia fue muy dura. Era un año menor que todos sus compañeros y se encontró con un entorno hiper competitivo como declaraba al diario Deia: «Lloraba todas las noches, yo era el niño pequeño y el resto acostumbraba a batirme». Su crecimiento deportivo fue vertiginoso. Sólo 2 años después debutaba con la selección francesa U16 y con 18 años debutaba en la LNB con Roanne. Los scouts americanos comenzaban a asistir a sus partidos y su nombre sonaba para el draft de la NBA.

Su primer año profesional en Roanne fue muy duro. Derrota tras derrota y descenso de categoría. Un gran peaje en lo deportivo que sin embrago le descubrió lo que era el mundo del baloncesto profesional. Con 19 años era elegido con el número 1 de la segunda ronda por los Milwaukee Bucks. Diez puestos por delante del doble MVP, Nikola Jokic. «El niño del Cisne» volvía a sonreír, pero no por mucho tiempo. En su primer entrenamiento como profesional se rompió el pie. Un año y medio de recuperación y sólo 20 partidos en 3 años con los Bucks. Por el camino su amistad con Antetokounmpo: «Mi convivencia con él me sirvió para mejorar personalmente. Para entender que el trabajo es lo más importante, tienes que hacerlo lo más duro posible. Si eres el que más da, te van a seguir. Ese es mi ADN».

Para regresar a Europa eligió a la Orlandina Basket. Su aventura siciliana fue un desastre y sólo duró 7 partidos. No se entendió ni con el club, ni con el entrenador. El «cisne» volvía a convertirse en el «patito feo» y se puso a entrenar bajo la supervisión del ex cajista Joseph Gomis. Trabajo y más trabajo. Vuelta a casa. Un año de transición en Limoges, otro de recuperación en Estrasburgo y de nuevo el éxito en el Mónaco que ganó la Eurocup en 2021 y superó con claridad a Unicaja. Inglis volvía a brillar e incomprensiblemente se quedó sin equipo hasta que en noviembre Bilbao Basket le recuperó para la liga ACB. Una buena temporada que le valió para firmar este año con el Gran Canaria donde ya ha sido MVP de la jornada 4 de la ACB con 32 de valoración en la victoria ante Breogán.

A sus 27 años disfruta de uno de sus mejores momentos. En noviembre debutó con la selección francesa con 15 puntos y 8 rebotes ante Lituania formando pareja interior con el fenómeno Wembanyama, y afirma que entiende mejor este mundo: «Me costó mucho llegar a cierta madurez, buscaba a la persona que era antes de encontrar al baloncestista. Estoy pasando los dos mejores años de mi carrera en España». Eso sin olvidar a su Cayena natal donde están sus padres, Marie Elizabeth Inglis y Robert Wilson, y algunos de sus amigos del baloncesto como Tariq Abdul-Wahad, el ex cajista Livio Jean-Charles o Kevin Seraphin con los que comparte partidos veraniegos en Cité Mango.

Unicaja afronta otra prueba de madurez en el Gran Canaria Arena ante el equipo de Jaka Lakovic. Un partido para crecer, más allá del resultado, ante un rival directo en la lucha por estar en el TOP 4 de la ACB. ¡El TOP 4! Como decía la canción de Presuntos Implicados, «Como hemos cambiado» en unos pocos meses. La temporada pasada acabó a dos partidos del descenso y después de 18 jornadas de liga el equipo de Ibon Navarro esta a 2 victorias del líder Real Madrid. A disfrutar del camino y a seguir creciendo. Suerte.