Opinión | Punto final

Iñaki Dufour

Todos contra el City

Pese a su ‘triplete’ del pasado curso, el City es el octavo que más ha gastado este verano

Pep Guardiola, en el autobús descubierto, durante la rúa del City.

Pep Guardiola, en el autobús descubierto, durante la rúa del City. / MOLLY DARLINGTON

Campeón de cinco de las últimas seis ediciones de la Premier League, vigente ganador de la Liga de Campeones, el Manchester City expone su hegemonía como rival a batir en la nueva temporada de la liga inglesa; una revancha para el Arsenal -segundo en 2023-, una prueba de fuego para el Manchester United y una reválida para el Liverpool y, sobre todo, la transformación del Chelsea, tras el fiasco del pasado curso.

Todo condensado en su inversión insuperable en el mercado veraniego: 1.620 millones de euros entre todos los clubes de la máxima categoría inglesa, por encima de España, al borde de los 300 millones; Alemania, con 454 millones; Italia, con 650 millones; y Francia, con 500 millones.

Nadie ha gastado tanto ni en Premier ni tampoco en Europa como el Arsenal, con 231,6 millones de euros en forma de traspasos hacia el estadio Emirates.

Ni nadie ha pagado más por un jugador en este ventana que el club ‘gunner’, con los 116,6 millones de euros desembolsados para fichar al centrocampista Declan Rice, desde el West Ham, para rearmarse para competir con el Manchester City.

Porque, más allá de las inversiones en refuerzos del subcampeón de la pasada campaña, del Manchester United (191,7 millones), del Chelsea (189 millones), del Tottenham (153 millones), del Liverpool (112 millones) o del Newcastle (108 millones), resurgido entre los mejores en el anterior ejercicio, el grupo de Pep Guardiola figura inmóvil, aparentemente inaccesible, al frente de los pronósticos. Otra vez.

Pese a su ‘triplete’ del pasado curso, el City es el octavo que más ha gastado este verano. Ha contratado al defensa más caro de la historia, el internacional croata Josko Gvardiol, por 90 millones de euros desde el Leipzig, y a su compatriota Mateo Kovavic para reforzar su centro del campo tras la salida de Ilkay Gundogan al Barcelona. Un hombre clave en el esquema de Guardiola. También ha perdido a Riyad Mahrez, con destino a Arabia Saudí.

Mientras aguarda a Lucas Paquetá, que disparará su inversión desde el West Ham si culmina su hoja de ruta, también ha logrado sostener a prácticamente toda su plantilla, salvo las dos citadas excepciones. Ha retenido a Bernardo Silva y Kyle Walker, al menos por el momento, al tiempo que presume de poder goleador con Erling Haaland.

Derrotado a última hora, en los penaltis, por el Arsenal en la Community Shield del pasado domingo, su puesta en escena en la Premier 2023-24 lo enfrentará al ascendido Burnley, de vuelta a la máxima categoría un año después, con ocho novedades en su plantilla. El City lo visita este mismo viernes, a las 21.00 horas, cuando lanzará una temporada trepidante en el fútbol inglés. El miércoles siguiente espera la Supercopa de Europa.

La Premier 2023-24 es una revancha para el Arsenal, que marcó el ritmo durante meses en la anterior edición, expectante hacia la conquista de su primera liga desde 2003-04, hasta que se desinfló, devorado por la presión y por la fuerza del City, que ganó doce encuentros consecutivos para ser campeón por encima del proyecto de alto nivel diseñado por Mikel Arteta, que lamenta la lesión de Gabriel Jesús, que será baja en las primeras jornadas.

No hubo consuelo para el conjunto londinense, ni siquiera con su regreso a la Liga de Campeones ganada con el segundo puesto, porque se sintió campeón. La prueba ahora es mantenerse ahí, en la competencia directa por la cima. Para ello han llegado Kai Havertz, Declan Rice o Jurrien Timber a su plantilla, de la que ha salido, dentro del once inicial tipo de la pasada temporada, una única pieza: Granit Xhaka, al Bayer Leverkusen.

La transformación ha sido casi total en el Chelsea. Su caótico último curso, con tres entrenadores diferentes, alejado de Europa y de las posiciones altas desde el principio hasta el final en la Premier, ha promovido el cambio de ciclo a toda velocidad.

La era Mauricio Pochettino debuta en el gran partido de la primera jornada, el próximo domingo en Stamford Bridge, frente al Liverpool, al que su reacción del último tramo no le bastó para recuperar todo el terreno perdido antes y alcanzar la Liga de Campeones. El campeón del mundo argentino Alexis Mac Allister y el talento húngaro Dominik Szoboszlai han llegado para reforzar al grupo de Jurgen Klopp.