La obesidad es una enfermedad que afecta a diferentes aspectos de la persona: sociales, biológicos y psicológicos. Esta enfermedad, considerada por muchos como la “epidemia del siglo XXI”, afecta a más de 700 millones de personas. Según la OMS, el 39% de la población mundial presenta sobrepeso y un 13% obesidad. Este dato se ha multiplicado por tres desde 1975.

Cada año mueren 2,8 millones de personas en el mundo a causa de la obesidad y el sobrepeso, ya que hay diferentes comorbilidades asociadas a esta enfermedad. De hecho, el estudio "Use Heart for Every Heart", encargado por YouGov para Allurion, revela la importancia de combatir las enfermedades cardiovasculares, una patología que provoca el 33% de las muertes en todo el mundo (18,6 millones al año), más que el cáncer o las enfermedades respiratorias, y de la que la obesidad es una de las principales causas. Además de los problemas cardíacos, otras patologías como el aislamiento social, la diabetes, los problemas de colesterol e hígado y la discriminación son las consecuencias más comunes de la obesidad percibidas por los españoles.

Según la Encuesta Europea de Salud en España del año 2020 publicada por el INE, un 16,5% de hombres de 18 y más años y un 15,5% de mujeres padecen obesidad. Ante un escenario en el que la obesidad supone un gran riesgo para la salud, es prioritario trabajar para revertir esta situación.

La obesidad no solo interfiere en la forma del cuerpo, sino que también aspectos sociales y psicológicos. Allurion

Balón gástrico ingerible

No cabe la menor duda que lo más importante para luchar contra la obesidad es tener unos hábitos saludables, principalmente motivados por una alimentación sana y la práctica de deporte, pero hay personas a las que les cuesta incorporarlos a su rutina diaria. En diversas ocasiones las dietas convencionales fracasan como método de pérdida de peso. Según el estudio de YouGov para Allurion, el 70% de los españoles ha intentado perder peso, pero sólo el 37% afirma haberlo conseguido.

Gracias a la investigación de Allurion, se ha desarrollado un procedimiento menos invasivo que los disponibles hasta la fecha. Se trata de una de las técnicas más modernas y efectivas para el tratamiento del sobrepeso que, con un programa de 6 meses de duración, contribuye al cambio de hábitos definitivo del paciente. Consiste en la ingestión de un balón gástrico, siendo así el primer y único dispositivo que no requiere cirugía, endoscopia, ni anestesia para su inserción y es expulsado de forma natural tras 16 semanas.

El balón gástrico ingerible es una nueva tecnología médica respaldada por la ciencia que ayuda a pacientes a perder entre un 10% y un 15% de su peso corporal en 16 semanas.

El balón gástrico ingerible es seguro y eficaz, se coloca en el estómago durante una consulta médica de 20 minutos y es expulsado de forma natural a los cuatro meses. Se ingiere a través de una píldora con la ayuda de un vaso de agua y posteriormente, el médico procede a llenar el balón en el estómago.

Este tratamiento para la obesidad tiene la capacidad de producir saciedad, lo que reduce la sensación de hambre y, por lo tanto, la comida ingerida en cada comida. Los pacientes consiguen perder de media entre un 10 y un 15% de su peso corporal a las 16 semanas y se ha comprobado que el 95% de esta pérdida de peso se mantiene durante al menos un año después de la expulsión del balón.

El programa Allurion

Pero para que los resultados consigan mantenerse en el tiempo, no solo hay que usar el balón gástrico ingerible. Es necesario que el paciente siga el Programa Allurion, enfocado en una pérdida de peso de 6 meses y asistido por profesionales sanitarios. Con este programa se busca reeducar el estilo de vida y afianzar nuevos hábitos saludables que se puedan sostener en el tiempo.

A nivel mundial, 1 de cada 10 participantes en la encuesta afirma haber sufrido una enfermedad cardiovascular leve o grave.


Y es que, según la Encuesta Europea de Salud en España del año 2020, el consumo de fruta a diario en la población de 15 y más años es de un 71,2% en mujeres y un 63,9% en hombres; mientras que el de verduras, ensaladas y hortalizas de un 52% en mujeres y un 41% en hombres.

Esto pone de manifiesto la necesidad de trabajar en los hábitos, por eso el Programa de Allurion se enfoca en que el paciente trabaje con un médico y un nutricionista en un plan de alimentación y ejercicio. Gracias a este trabajo con profesionales, cuando el balón gástrico sea expulsado a las 16 semanas, el paciente tendrá interiorizados nuevos hábitos saludables en su día a día. 

A continuación, encontrarás la ubicación de la Clínica de Medicina y Cirugía Estética Carlos Lopez, la cual colabora con Allurion.