Tribuna

Reflejo de la sociedad

17.10.2013 | 05:00

Durante el mes de octubre, la abogacía malagueña se convierte en el centro de atención de toda la profesión, no sólo nacional, sino también europea. Nos presentamos en todo nuestro esplendor, mostrando una imagen de lo que somos: abogados formados y preocupados por nuestro entorno.

Los abogados formamos parte de uno de los pilares fundamentales de la sociedad, la Justicia. Colaboramos activamente en la defensa de este conjunto de normas y velamos por los derechos de los ciudadanos. Nuestra profesión en ocasiones es criticada e incluso se pone en duda el papel que desempeñamos, pero no podemos olvidar que sin abogados, la administración de la Justicia perdería uno de sus principales colaboradores.

La Justicia nos necesita, pero sobre todo, nos necesitan los ciudadanos, pues trabajamos para resolver sus problemas legales. Nuestros despachos les acogen, pero nosotros les escuchamos, estudiamos su caso y ponemos todo nuestro empeño en resolver su problema. Nos convertimos en sus compañeros durante la batalla legal, sentimos la injusticia como si a nosotros mismos nos sucediera.

Pero para ello, requerimos horas de estudio y formación. La legislación española, sus normas y mecanismos intentan evolucionar al ritmo que lo hace la sociedad, y nosotros tenemos que estar en equilibrio con los nuevos cambios. Por ello, nuestras agendas tienen en cuenta todo tipo de actividades formativas que tengan relación con nuestra área de especialización y que tienen como objetivo ampliar nuestros conocimientos, estudiar los anteproyectos y poner en práctica todo ello.

Estos días, Marbella se va a convertir en un punto de encuentro de más de mil abogados y profesionales que buscan formarse por y para la ciudadanía. Los calendarios de la abogacía han señalado el día de hoy y de mañana como fechas importantes, pues durante dos días vamos a estudiar los problemas que más preocupan hoy a la sociedad, a nuestros ciudadanos.

Dificultades laborales, familiares o bancarias están en auge en estos últimos años, en los que, debido a la crisis, las personas sufren constantes abusos. Sin embargo, estos problemas no se han dado en todos los tiempos. Hace años, los divorcios o separaciones no estaban tan de moda, pero por el contrario, los problemas urbanísticos sí lo estaban.

Este recorrido que ha vivido la sociedad también se refleja en el Derecho y por tanto, en los abogados, que hemos tenido que adaptarnos a los nuevos tiempos y a las nuevas necesidades. Una evolución que ha requerido esfuerzo y vivencia, pues sólo conociendo el testimonio de los indefensos, sabemos qué es lo que está pasando a nuestro alrededor.

En definitiva, hoy, 17 de octubre de 2013 mostramos al mundo la verdadera cara de los abogados: una profesión que refleja las inquietudes y obstáculos con los que se encuentra la sociedad. Nos constituimos como una herramienta básica para darles solución ante la justicia y que sus derechos se hagan valer.

*Decano del Colegio de Abogados de Málaga

Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine