En corto

Cuadro de mandos

25.11.2016 | 22:52

Todas las cosas tienen su momento, cuando resplandece lo que son sin necesidad de explicarlo, y el amanecer tenía el suyo ayer hacia las 7:30, con sólo un reborde difuso de luz empujando detrás de las montañas del fondo, suficiente no obstante para haber espantado a casi todas las estrellas, dejando sólos, en lo más alto, a una delgada luna en menguante y a Júpiter, bailando allá arriba a una distancia corta pero bien medida, la justa para no dar que hablar. Bien, el caso es que el esplendor de las cosas cuando están en su momento requiere también un contraste que les de realce, y el contraste era un brochazo oscuro, ancho y despeluchado, que cruzaba en diagonal sobre la pareja de baile, dejado allí por un reactor que estaría ya muy lejos, sin que el piloto pudiera imaginar su paradójica contribución a la escena, instalación, cuadro, panel de símbolos, augurio, regalo o lo que sea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

IGNACIO HERNÁNDEZ

Los cuatro elementos

En esta última semana de junio en Málaga, recién bautizada por un verano tórrido y entreverada...

 
 

JAVIER MURIEL NAVARRETE

Don

Decía Don Jaime de Mora que de todos los títulos que le adornan, el que más orgullo le producía...

 
 

GABY BENEROSO

De papá o mamá

Hace unos días, el pleno de la Diputación de Málaga acordó aprobar el presupuesto del Centro de...

 
 

Cartas al director

Carta a Mercedes AlayaEstimada y aguerrida Mercedes Alaya, desde el comienzo de la...

 
 

LUIS M. ALONSO

Bárcenas

Luis Bárcenas es un boina verde, un tío de operaciones especiales. Rocoso, pasó por el Congreso...

 
 

JUAN ANTONIO MARTÍN

Credibilidad política enfriada

Andamos inmersos en un mundo de sólida y rocosa pestilencia política;...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine