En corto

Cuadro de mandos

25.11.2016 | 22:52

Todas las cosas tienen su momento, cuando resplandece lo que son sin necesidad de explicarlo, y el amanecer tenía el suyo ayer hacia las 7:30, con sólo un reborde difuso de luz empujando detrás de las montañas del fondo, suficiente no obstante para haber espantado a casi todas las estrellas, dejando sólos, en lo más alto, a una delgada luna en menguante y a Júpiter, bailando allá arriba a una distancia corta pero bien medida, la justa para no dar que hablar. Bien, el caso es que el esplendor de las cosas cuando están en su momento requiere también un contraste que les de realce, y el contraste era un brochazo oscuro, ancho y despeluchado, que cruzaba en diagonal sobre la pareja de baile, dejado allí por un reactor que estaría ya muy lejos, sin que el piloto pudiera imaginar su paradójica contribución a la escena, instalación, cuadro, panel de símbolos, augurio, regalo o lo que sea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

PEDRO J. MARÍN GALIANO

Dispensa en el tren de cercanías

Tanto Cervantes como Lope, Quevedo o Calderón de la Barca, entre...

 
 

JOSÉ LUIS GONZÁLEZ VERA

Ni agua a los malagueños

Acabada la feria, aún mal digeridos los crímenes de Barcelona, el regreso a esa rutina tan...

 
 

Trump y lo global

Ha habido, y habrá, mucha literatura al respecto. Toda, desde antes incluso de su elección,...

 
 

MARIO D. BRAÑA

Un poco de ´seny´, por favor

El Barc?a atraviesa la tormenta perfecta para dar carpetazo durante...

 
 

Cartas al director

Violencia TerroristaDe nuevo ha vuelto a golpear el terrorismo matando gente inocente, esta vez...

 
 

LUIS GANCEDO

La hora de los salarios

La economía crece el 3% y los salarios lo hacen apenas el 1,3% según los...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine