Euroliga | La previa

Menudo partidazo

El Unicaja recibe en el Carpena al millonario Fenerbahce de Zeljko Obradovic con la obligación de ganar en casa para seguir con las opciones intactas en el complicadísimo Top 16 – Plaza no tiene bajas y volverá a contar con Sergi Vidal

17.01.2014 | 05:00

Partidazo a la vista. El glamour de Zeljko Obradovic, la chequera del Fenerbahce y una pléyade de estrellas del baloncesto europeo harán escala esta tarde en el Martín Carpena. Es lo que tiene el Top 16 de la Euroliga. Sólo hay sitio para lo mejor de lo mejor. Y en este estatus se encuentra el Unicaja, con un reto mayúsculo y muy motivador ante sí, porque en realidad tiene poco que perder y mucho que ganar ante equipos multimillonarios como el conjunto turco. Que, eso sí, llega con su contador de triunfos a cero después de dos jornadas y que querrá que el cuadro malagueño pague los platos rotos tras las derrotas contra Olympiacos y Barcelona en los primeros enfrentamientos de la segunda fase.

El Unicaja afronta el reto con expectación. Expió sus pecados, precisamente, en Estambul. Al vencer en el Abdi Ipecki del Anadolu Efes (el Fenerbahce también juega en el mismo recinto) borró las malas sensaciones dejadas tras el fiasco en el debut ante el Laboral Kutxa. En un Grupo E tan igualado, donde cualquier puede ganar a cualquiera, un triunfo es oro. De los ocho clubes sólo cuatro accederán a los cuartos de final. Y, a base de competir, se puede lograr. ¿Por qué no?

Claro que el encuentro de hoy va a exigir la mejor versión del Unicaja. No habrá medias tintas, porque los otomanos llegan con el agua al cuello y no querrán hacer rehenes. Así que veremos ya toda una «final»: para ellos, porque comenzar con 0-3 es toda una losa, aunque la liguilla conste de 14 jornadas. Y para nosotros, porque sacar adelante los encuentros de casa es vital. Y tras la decepción ante el Baskonia, hay que amarrar todo lo que se juegue en el Palacio de los Deportes.

El espectáculo está garantizado y el que no puede fallar ahora es el aficionado. Hay sesión doble, con el Unicaja-Fenerbahce a las 19.00 horas; y el Clínicas Rincón-Lleida de LEB Oro a las 21.15 horas. Estarán los héroes que jugaron la Copa de Europa de 1995/96, con Mike Ansley a la cabeza. Habrá buenos precios en las barras del Palacio... todo para pasar una tarde-noche de básket de primerísimo nivel. Apoyar al equipo es primordial. Y también están los «premios» de ver a Obradovic en el banquillo y a Luka Zoric de vuelta a Málaga.

En el Fenerbahce cualquiera te puede «matar». Ya lo advirtió ayer Plaza sobre su habitual defensa de ayudas. «No las habrá, porque cualquiera la puede meter», dijo el técnico en rueda de prensa. Normal, con talentos en pista como Bo McCalebb, Bogdanovic, Preldzic Bjelica, Kleiza...

Pero en el deporte no hay que tenerle miedo ni a nada ni a nadie. El Unicaja está al completo, por lo que Vidal entrará en el «12» de Plaza por Urtasun. Y el equipo, con Toolson en forma, ha dado un cambio muy significativo. El triunfo es posible. Al fin y al cabo, esto es baloncesto.

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine