Blog 
Perfiles del pueblo
RSS - Blog de Alfonso Valencia

Sobre este blog de Nacional

Comentarios politico-sociales de la actualidad


Archivo

  • 22
    Abril
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional Malaga

    Españolito que vienes al mundo...

     

     
     
     

    REMEMBRANZAS

    XLVI

    Españolito que vienes al mundo...

    La actualidad española es de tal naturaleza que produce hastío su seguimiento: aparte de los fenómenos atmosféricos y de los sucesos que ocurren espontáneamente y que no pueden ser manipulados por los partidos políticos, se reduce al demencial proceso separatista y a la lucha de partidos de la que la punta del iceberg es el máster de todo a cien de Cifuentes.

    O nos borramos de la televisión o nuestra habitual ingesta de medicamentos se verá aumentada por antidepresivos para alegría de la industria farmacéutica. Y en ese propósito estábamos cuando, inopinadamente, nos llegó un reportaje televisivo en el que se daba cuenta de un Pleno del Ayuntamiento de Campillos que trataba de la aplicación de la Memoria Histórica en algunos aspectos, como revisar el callejero del pueblo o decidir si las fotografías de alcaldes que lo fueron durante la Dictadura de Franco merecen estar colgadas al lado de otros que, o fueron asesinados o eran anteriores al golpe de Estado de 1936...

    Según se deduce de lo que se ve en el reportaje, IU es partidaria de aplicar la Ley sin más contemplaciones, el PSOE de sentarse a dialogar y el PP, oponiéndose frontalmente. Veremos en qué queda todo esto: si en agua de borrajas o se toma finalmente algún tipo de decisión. Una solución podría ser someter el asunto a referéndum. Todo menos hacer lo que ha hecho la indefinible e inculta Ada Colau en Barcelona: quitar su nombre del callejero al almirante Cervera que murió en 1909, héroe en la Guerra de Cuba y Filipinas, que luchó de forma desigual con la ya poderosa Armada de Estados Unidos, que tiene monumentos en Cuba, y llamarlo además "facha"...

    El asunto de la Memoria Histórica, que ahora saca a la palestra el partido que ahora gobierna en nuestro pueblo, supongo que con la colaboración necesaria del PP, ya lo tratamos en su día y como es algo que yace en el olvido pero que está en el disco duro -scripta manent- lo traemos aquí de nuevo y no sé si oportunamente aunque el debate del valle de los Caídos y las cunetas nunca se va del todo, casi ochenta años después...

    “…Españolito que vienes al mundo te guarde Dios; una de las dos Españas ha de helarte el corazón.”

    De esta manera los archiconocidos versos de Antonio Machado inmortalizaban el mito de las dos Españas, que no sería tanto mito cuando la cruel realidad se plasmó tanto en los campos de batalla, en las retaguardias, como en el odio en los corazones. El tiempo lo va calmando todo pero aún quedan unas cuantas generaciones irredentas que piden una mínima reparación, casi siempre moral, de aquellos daños y tan es así esto que sus representantes democráticos quieren parchear la situación en forma de una Ley de la Memoria Histórica.

    Y si esta Ley es de no hace mucho, en cuanto se pudo, se iniciaron movimientos tendentes a proporcionar las reparaciones a tantas injusticias y uno de ellos corrió a cargo del primer alcalde democrático que tuvo Campillos, don César R.Docampo , que promovió la demolición del monumento a los Caídos de un solo bando, -el otro permanecía de forma vergonzante en el olvido, -el 15 de Agosto de 1977, con la aprobación y el espaldarazo moral dado por el Alcalde que lo ideó, Don Federico Manzano Sancho, en 1939, todo según palabras textuales, 'en aras de la paz y de la concordia'. Así pues, oficialmente, se pretendió abolir el enfrentamiento entre hermanos aunque solo fuera en este aparatoso símbolo externo.

    El desmantelamiento del odio y del rencor de los corazones sería -lo es- algo más difícil de conseguir y solo el paso del tiempo y ejercicios diarios de justicia y generosidad podrían ir aportando soluciones.

    A tantos años vista de aquello se sigue en el empeño aunque algunos digan que no hay ni que remover aquellos acontecimientos ni las fosas comunes aunque en Argentina acaben de condenar a cadena perpetua a un sacerdote que se valía de su ministerio-de las confesiones-para proporcionar información a los esbirros de la Junta argentina y es que todas partes siempre se cocieron unas habas que han ido engrandeciendo, poniéndole más páginas al libro de la Historia General de la Infamia.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook