Olivier Bourdeaut escribió en España En attendant Bojangles, una historia inspirada en la disoluta y extravagante vida del escritor Scott Fitzgerald y de su mujer, Zelda, que se situó con rapidez en lo más alto de las listas de venta. Victoire Berger-Perrin adaptó el best seller para la escena francesa en lo que fue otro rotundo éxito y tradujo al español su propio texto, que ahora sube por primera vez a las tablas según la mirada de Celia Dolci. Factoría Echegaray produce esta primera versión teatral en nuestro idioma de Esperando a míster Bojangles, que verá la luz el próximo 15 de febrero con Raquel Infante, Alejandro Morales y Natalia Ruiz como protagonistas.

La sala de ensayos que tiene el Teatro Cervantes en Bodegueros 38 abrió ayer sus puertas para enseñar a los medios de comunicación los entresijos de una pieza que habla «del amor y de fraternidad en el seno de una familia, con el telón de fondo de la salud mental de la protagonista», aunque «no es una obra sobre una mujer loca porque la locura no la define», insiste Celia Dolci.

La directora malagueña, acompañada por Carlota Hernández en la asistencia de dirección y el diseño del vestuario, está dando los últimos toques a las vicisitudes de una familia encabezada por, en palabras de Dolci, «una mujer poderosa, carismática, encantadora y feliz, que quiere a los que tiene a su alrededor y que cuando no es capaz de dominar sus propios demonios decide acabar con ellos para salvarlos a todos».

Las entradas para las doce funciones programadas (del martes 15 al sábado 26) están ya a la venta por un precio de 15 euros, con oferta de 2 entradas por el precio de una en los pases de martes, miércoles y jueves.