30 de julio de 2019
30.07.2019
Real de la Feria

La Aduana ya 'preside' el Cortijo de Torres

El Real ya comienza a ser un trasiego de operarios. La portada del Cortijo de Torres, una réplica de la Aduana, ya nos avisa de que los grandes días de nuestra fiesta se encuentran muy cercanos

30.07.2019 | 05:00
Portada de la Feria, en el Real.

Este año la Feria del Real contará con un total de 42 casetas, mientras que en el Centro no habrá ninguna caseta federada

El comienzo de la Feria de Málaga 2019 está cada vez más cerca. Poco a poco el Ayuntamiento va desvelando detalles de la semana grande de la capital de la Costa del Sol. Mientras tanto, comienzan los preparativos en el Real de Cortijo de Torres con un clásico: el montaje de la portada.

Este año, la Feria en el Real contará con un total de 42 casetas, según informa El presidente de la Federación de Peñas, Manuel Curtido. «En el montaje de las casetas participan, como todos los años, aquellos peñistas, socios, que se ofrecen voluntarios. El número de socios que ayudan a montar cada caseta es muy cambiante, unos años son 10, otros 12 y otros 20». Por su parte, el Ayuntamiento ya ha procedido a la instalación de la portada de la Feria en el Real, que emula al edificio de la Aduana.

La Feria de Málaga, que este año se celebrará del 15 al 24 de agosto, generará un gran número de empleos. El año pasado la Feria dio trabajo a más de 1.300 personas entre atracciones mecánicas, instalaciones y puestos de venta ambulante. La mayoría de los puestos de trabajo se generaron en el Cortijo de Torres, que el pasado año llegó a contar con 101 atracciones, 56 dedicadas a niños y 45 a mayores.

Por otro lado, la Feria del Centro no contará con ninguna caseta de la Federación Malagueña de Peñas y se apostará por un mayor refuerzo del carácter tradicional de la Feria de Málaga.

La Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos), la Asociación Centro Histórico de Málaga-Centro Comercial Abierto y la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos) reivindican «una fiesta popular, vivida en la calle, con productos locales, bailes y música de coros y verdiales, pasacalles uniformados, decoración especial, rechazo total al botellón y oferta diversa, compartida entre el Centro Histórico y el recinto de Cortijo de Torres». Ven en esta celebración una oportunidad de oro para reivindicar la esencia de la ciudad y sus costumbres más populares.

Además, las diferentes asociaciones han mostrado su completo rechazo al botellón y para que la Feria pueda servir como una manera más para promocionar la ciudad, han propuesto que en diferentes lugares se instalen expositores de Sabor a Málaga para que malagueños y turistas puedan consumir productos locales en la calle.

El presidente de la Asociación de Hosteleros de Málaga, Javier Frutos, ha manifestado que «nada tiene que ver el botellón con la degustación de vinos en zonas autorizadas, algo que conforma la identidad de la Feria y su carácter excepcional. Estamos absolutamente en contra de lo primero pero totalmente a favor de lo segundo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook