El presidente de la Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos) y de la patronal andaluza, Javier Frutos, se refirió ayer a la prórroga de al menos dos semanas en el grueso de las medidas vigentes en Andalucía antes de avanzar en la desescalada de la Covid-19 e incidió en que «todo lo que no sea llegar a la normalidad» afecta al sector.

«Indudablemente todo lo que no sea esa ampliación de hora, al sector le sigue perjudicando menos horas de actividad», dijo tras ser cuestionado por los periodistas.

No obstante, Frutos valoró que «está claro que vamos ahora mismo en un camino a la reactivación económica», señalando también que «los contagios quizá no están bajando a la velocidad que a todos nos gustaría».

«A todos nos hubiera gustado, que es una petición que tenía a través de la Federación de Hostelería de Andalucía, ampliar [el horario] aunque sea una hora más».

«Se ha decidido por parte de la Junta esperar, seamos consecuentes con esta decisión», agregó, esperando también que de cara a próxima semanas los contagios vayan bajando, la vacunación agilizando y «se pueda ampliar una hora más y cuanto antes lleguemos a la normalidad», concluyó.

El Comité Regional de Alto Impacto en Salud Pública decidió antes de ayer que la comunidad permaneciese 14 días más en la fase de estabilización, debido a que la situación epidemiológica aún no es favorable para seguir avanzando en la desescalada prevista por la Junta de Andalucía. Con esta segunda prórroga queda lejos la intención del Gobierno autonómico de alcanzar una situación de «normalidad» para el 21 de junio.