06 de octubre de 2019
06.10.2019
Hidrocarburos

Los últimos análisis en los antiguos terrenos de Repsol señalan que no hay riesgos

El pasado mes de octubre de 2018 los estudios de control que se realizan de forma periódica sobre la parcela detectaron una "pequeña mancha" que ya ha desaparecido

06.10.2019 | 12:13
Parcela donde se encontraban los antiguos depósitos de Repsol.

Los últimos análisis de control de contaminación que periódicamente se realizan en los antiguos terrenos de Repsol han determinado que, actualmente, en todo el sector, "no existe riesgo por contacto dérmico ni por ingestión accidental de suelo ni de agua subterránea".

El Ayuntamiento de Málaga, a través del Área de Sostenibilidad Medioambiental, como copropietario de estos antiguos terrenos de Repsol, junto a la Sareb, continúa realizando de forma periódica trabajos de control sobre la parcela sur, a la vez que avanza en la preparación del Proyecto de Recuperación Voluntaria de la Zona Norte.

La empresa Ramboll, encargada de dichos trabajos de inspección, detectó el pasado mes de octubre de 2018, según los datos a los que ha tenido acceso Europa Press, una "pequeña mancha" en la zona situada entre las calles avenida Juan XXIII, avenida de Europa y las calles Sillita de la Reina, Gallo y Bodegueros.

Esto propició una actuación en la zona, "practicándose una serie de calicatas distribuidas a lo largo de la superficie de la zona con el objetivo de analizar la potencial presencia de hidrocarburo".

Dichas actuaciones desvelaron la existencia "de una fina película de hidrocarburo sobrenadante en el agua subterránea en una de las calicatas realizadas", por lo que en noviembre pasado se pusieron en marcha trabajos para la eliminación de dicho hidrocarburo, realizándose una campaña de sondeo de siete perforaciones e instalación de piezómetros en la zona delimitada.

Trabajos de eliminación


Posteriormente se hicieron dos campañas de medida de posición a nivel del freático y presencia del hidrocarburo, que dieron un resultado positivo, "detectándose hidrocarburo de espesor inferior a un centímetro en una superficie de aproximadamente 50 metros cuadrados".

Durante este año se han llevado a cabo los trabajos para la retirada del hidrocarburo con tres campañas de inyección con producto surfactante y extracción de agua con hidrocarburos y una última medición del nivel freático para detectar la presencia de hidrocarburo en los piezómetros examinados, concluyéndose "que no hay presencia del mismo ni de olores u otras evidencias en los mismos".

En los trabajos de extracción se ha inyectado un total de 471,6 litros de solución acuosa con surfactante, extrayéndose un total de 1.500 litros de agua con hidrocarburo tras lo cual la zona ha quedado libre del mismo. Las mediciones y labores de control se seguirán realizando de forma periódica como hasta el momento, según los datos conocidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook