31 de julio de 2020
31.07.2020
La Opinión de Málaga
Sucesos

La Policía investiga el incendio que calcinó la caravana del edil no adscrito

El fuego se inició de madrugada y movilizó a varias patrullas policiales y a los bomberos

31.07.2020 | 05:00

La Policía Nacional investiga el incendio que calcinó la autocaravana del político Juan Cassá en las proximidades de su domicilio, situado en la zona de Parque Clavero de la capital malagueña. El excandidato de Ciudadanos que ahora apoya como no adscrito al PP en el Ayuntamiento de Málaga y la Diputación denunció ayer al amanecer que acababa de ser víctima de un ataque vandálico: «Esta madrugada han quemado mi autocaravana, aparcada junto a mi casa, con la que me voy con mi mujer y mis cinco hijos de vacaciones», escribió Cassá en la red social Twitter en torno a las 7.30 horas de la mañana.

En el mismo mensaje, se quejó de la situación que está viviendo desde que a principios de mayo abandonara la disciplina de Ciudadanos: «Llevo 3 meses recibiendo amenazas y coacciones, pero hoy han traspasado la barrera de lo tolerable; no podemos permitir estos actos mafiosos».

Cassá puso en relación el esclarecimiento de este suceso con su nuevo rol en la política malagueña: «Llevaré esta investigación hasta las últimas consecuencias y reitero mi apoyo al alcalde Francisco de la Torre y al PP de Málaga; no voy a moverme de mi postura ni voy a permitir que me amedrenten con actos mafiosos. No voy a permitir que atenten contra mí o mi familia. Estos actos de barbarie no pueden tener lugar en Málaga», sostuvo.

La Policía Nacional asumió la investigación. Fuentes de este cuerpo explicaron que tuvieron constancia del suceso sobre las 6.00 de la madrugada, momento en el que movilizaron varias patrullas y a los bomberos, cuya intervención no evitó que el vehículo quedara completamente calcinado. Las fuentes apuntaron que la familia Cassá denunció los hechos al mediodía en la Comisaría de la Policía Nacional de El Palo y que la Policía Científica tenía previsto desplazarse al lugar del suceso para intentar hallar indicios que aclaren lo ocurrido.

Por su parte, fuentes cercanas a la investigación aseguran que el aviso a los bomberos se produjo a las 6.11 horas y que cuando llegaron a la calle el vehículo estaba completamente en llamas. Inicialmente, los bomberos se centraron en evitar que el fuego se extendiera hasta una furgoneta aparcada detrás de la caravana. Solicitaron el apoyo de un vehículo nodriza para aumentar la aportación de agua, aunque la localización de un hidrante permitió afrontar con más garantías las labores de extinción.

Mientras apagaban el fuego, los bomberos se percataron de la existencia de una bombona en el interior del vehículo de Cassá y de una posible fuga de combustible, lo que obligó a redoblar los esfuerzos para que la ignición no fuera a más.


Muestras de apoyo


Los máximos responsables de las dos instituciones públicas en las que Cassá ejerce como no adscrito y con su polémico apoyo al PP reaccionaron condenando el acto vandálico.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, le envió «un abrazo a Juan Cassá y su familia», a la vez que reiteró su «total repulsa a cualquier acto intimidatorio, incompatible con una democracia sólida como la nuestra, donde las discrepancias se manifiestan con palabras y procedimientos reglados, de forma civilizada».

El presidente de la Diputación, Francisco Salado, expuso que «los mafiosos y los antidemócratas no pueden vencer. Todo mi apoyo y afecto a mi compañero Juan Cassá y a su familia, y mi más enérgica condena y repulsa a los autores de este ataque si se demuestra que ha sido intencionado», dijo Salado.

Al igual que hicieron los dirigentes de otras fuerzas políticas, quienes fueron sus compañeros en Ciudadanos le transmitieron a Cassá por las redes sociales numerosas muestras de apoyo. El líder regional del partido y vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, aseguró que «la intolerancia, las amenazas y las coacciones nunca son justificables».

El vicepresidente de la Diputación de Málaga, Juan Carlos Maldonado, expresó su «más absoluta repulsa a cualquier tipo de violencia. Confío en que se encuentre a los culpables y paguen por ello; estos actos no pueden ser tolerados ni quedar impunes en una sociedad como la nuestra», añadió.

El diputado nacional por Málaga, Guillermo Díaz, confió en que «la policía identifique al malnacido o malnacidos y paguen caro esta barbaridad, muy caro. Qué horror», espetó igualmente Díaz.

El secretario general del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo, trasladó todo el apoyo de su partido «a Juan y a su familia. Condenamos cualquier tipo de violencia y lo hacemos, contundentemente, en este caso», recalcó sobre lo sucedido Ruiz Espejo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook