25 de septiembre de 2020
25.09.2020
La Opinión de Málaga
Política municipal

Polémica entre PP y Adelante por cargos de confianza

Zorrilla pide recortar el sueldo de los asesores y dedicarlo a temas sociales y el PP los acusa de mentir

25.09.2020 | 05:00
Polémica entre PP y Adelante por cargos de confianza

Podemos e IU, y su marca municipal Adelante Málaga, y el PP se enzarzaron ayer en un cruce de declaraciones a cuenta de una moción de la confluencia, que se debatirá en el pleno de hoy, en la que se pide reducir un 50% los gastos destinados a cargos de confianza en 2021 y destinar ese dinero a políticas sociales.

Asimismo, se insta al equipo de gobierno a reducir en un 30% el dinero destinado a estudios y trabajos técnicos, un 50% lo que se inyecta a atenciones protocolarias, un 70% a reuniones, conferencias y cursos. Asimismo, se pide aumentar en las cuentas el dinero para políticas sociales como ayuda al alquiler, el acceso a alimentación y productos básicos, explicó el portavoz de la confluencia, Eduardo Zorrilla, mientras que el edil Nicolás Sguiglia destacó «el exceso de cargos de confianza, 78 personas», a los que definió como «los hombres y mujeres de Paco», unos emolumentos que superan los cinco millones de euros al año.

«Hay pocas explicaciones sobre el rendimiento de su trabajo», dijo Sguiglia, quien aseguró que con ese dinero, por ejemplo, se podían pagar programas de alimentación para más de 20.000 familias.

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Málaga, Elisa Pérez de Siles, por su parte, denunció ayer que Adelante Málaga «miente descaradamente a la ciudadanía, de una manera burda además, en un intento desesperado para desviar la atención sobre la mala gestión del Gobierno», lamentando que «la realidad es que la gente lo está pasando mal por no poder cobrar los ERTE o por el fracaso estrepitoso del Ingreso Mínimo Vital, que sólo está llegando al 1% de los malagueños que lo solicitan».

Pérez de Siles, que tachó la campaña de desprestigio de la formación municipal como «una cortina de humo de mal gusto», advirtió de que «hacer creer a los malagueños que todo el personal que no es funcionario de carrera es nombrado a dedo es una artimaña política que recuerda, en las formas y en el fondo, a su predecesora Torralbo». «No es el momento de estratagemas políticas para desprestigiar al equipo de gobierno, sino de trabajar por el interés general», manifestó.

De este modo, Pérez de Siles destacó que, «con los últimos nombramientos, existen 26 cargos de confianza designados, de los 34 que permite la Ley», resaltando que «los directores de distrito son empleados públicos y no cargos de confianza, a lo que se añade que muchos de los cargos directivos también son funcionarios», explicó.

La portavoz popular indicó entonces en que «la oposición insiste en mentir a los malagueños para salvar las vergüenzas del Gobierno en la gestión de esta crisis», recordando que, además, «Sánchez e Iglesias están al frente del Ejecutivo más caro de la historia».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook