El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Málaga anunció a finales de agosto su intención de permitir la celebración de un espectáculo navideño de luces y música en el Jardín Botánico-Histórico de La Concepción, que tendría lugar desde el 23 de noviembre al 10 de enero. Así, se efectuará un recorrido con motivos relacionados con la Navidad, entre otros aspectos, que podrá visitarse cada tarde durante ese periodo. Este anuncio no sólo fue rechazado recientemente por el grupo municipal de Adelante Málaga, sino que también expresó ayer su negativa a ello Ecologistas en Acción.

Cabe recordar que el espectáculo de luces y música se hace cada año en la calle Larios y la plaza de la Constitución, además de iluminarse todo el casco antiguo desde finales de noviembre a enero, con el fin de atraer al mayor número posible de visitantes y dinamizar el comercio y la hostelería.

«Queremos recordar, siguiendo la Ley 14/2007 del Patrimonio Histórico de Andalucía en sus artículos 19, 28 y 33 y la Carta relativa a la salvaguardia de los jardines históricos del Comité Internacional de Jardines Históricos Icomos-Ifla (1981), el deber y necesidad de preservar los jardines históricos como bienes de interés cultural y medioambiental. En esta última se dice por ejemplo: «Por su naturaleza y vocación, el jardín histórico es un lugar apacible que favorece el contacto humano, el silencio y la escucha de la naturaleza. Esta concepción de su uso cotidiano tiene su contrapunto en la utilización excepcional del jardín histórico como lugar de fiesta. Conviene definir las condiciones para el uso extraordinario de los jardines históricos de tal manera que la excepcional celebración de una fiesta contribuya a realzar el espectáculo del jardín, y no a desnaturalizarlo o degradarlo».

Ecologistas en Acción Málaga apuesta «por el fomento y el disfrute de los espacios verdes de nuestra ciudad por su valor intrínseco, sin artificios innecesarios que puedan socavar su esencia medioambiental y cultural del relevante Jardín Botánico de la Concepción de origen decimonónico y declarado Bien de Interés Cultural (BIC)».

El Ayuntamiento, pese a las críticas de la oposición, sigue, en principio, adelante con su idea. Adelante Málaga lleva años, por ejemplo, denunciando que se sobreexplote el jardín, una joya botánica, con la celebración continua de bodas y otros eventos de carácter privado, que además han desatado periódicamente las críticas de los vecinos. Ya pidieron un plan estratégico para mantener y cuidar este jardín.