El Ayuntamiento de Málaga, a través del servicio de Parques y Jardines del Área de Sostenibilidad Medioambiental, ha comenzado a aplicar los tratamientos biológicos para evitar la aparición de las plagas de oruga procesionaria del pino que se dan cada primavera.

Los primeros trabajos, que dieron comienzo el pasado 11 de noviembre, se están desarrollando en aquellos parques periurbanos de la ciudad con masas de pinar, aunque también se ha empezado a actuar en colegios y en los pinos ubicados en zonas cercanas a residencias geriátricas, parques infantiles, guarderías o centros de salud.

El Ayuntamiento ha informado en una nota de que, una vez concluido este tratamiento, se hace un seguimiento quincenal para controlar la eficacia y si fuese necesario se volvería a actuar.

El tratamiento aplicado es biológico y no tóxico, cumpliendo con el uso sostenible de productos fitosanitarios que respetan el medioambiente y la salud de las personas, han detallado. De esta manera se fomenta la gestión integrada de plagas con técnicas alternativas y métodos no químicos.

En concreto, consiste en la pulverización sobre las acículas del pino de la bacteria Bacillus thuringiensis Kurstaki (32%), en la dosis fijada por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco). Esta bacteria actúa por ingestión interfiriendo en la alimentación de las larvas de la procesionaria originándoles la muerte.

Además, en la pulverización se incluye un fortificante ecológico vegetal (Energy 95) con aminoácidos libres, materia orgánica, nitrógeno orgánico que actúa de bioestimulante, regulador del ph, y también, su función, es aumentar la vitalidad de los árboles.

Asimismo, cabe destacar que este tratamiento no tiene efectos nocivos para otros invertebrados ni vertebrados. En pinos de difícil acceso o situados en la ciudad se ha utilizado la endoterapia.

Estas tareas las desarrollan exclusivamente personal cualificado y acreditado para aplicar o manipular productos fitosanitarios. Igualmente, la maquinaria utilizada incorpora todas las especificaciones técnicas necesarias para el desarrollo de tales funciones, han aclarado desde el Consistorio.

Los tratamientos ya se han aplicado en horario nocturno en los parques forestales de Gibralfaro. El Morlaco y Hacienda Clavero, así como en las zonas forestales municipales de Cerrado de Calderón, La Cónsula y El Retiro.

En horario diurno se han llevado a cabo las labores en Monte Victoria, Monte Calvario-Seminario, Torre Atalaya, San Antón, La Pelusa-Olías, en los parques forestales de Comandante Benítez, Virreinas, La Concepción y Correcciones Hidrológicas de la Margen Oeste del río Guadalmedina; zona forestal Las Palmeras, zona Galeno, Ruta Forestal Jardín Botánico-Histórico La Concepción; en el entorno Centro Zoosanitario Municipal y en la Protectora de Animales y Plantas, El Polvorín; y en otras áreas de menor superficie.