Los hoteleros de Málaga han expresado este martes su preocupación por el estado de las playas en el arranque de un mes, abril, que consideran clave para el sector y en el que esperan de entrada un mejor comportamiento turístico, con la esperanza de alcanzar un 66,38% de ocupación. "Abril es un mes muy importante para el turismo por un tándem único de atractivos: Semana Santa e inicio de la temporada de playas", ha apuntado el presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa de Sol (Aehcos), José Luque, que ha expresado su temor por la situación del litoral y las playas debido a los continuos temporales de levante de las últimas semanas, "que han dejado el litoral en una situación catastrófica".

En abril, de entrada, el destino más solicitado es Málaga (72,4%). Le siguen Benalmádena (70,4%), Marbella (69,7%), Nerja (67,8%) y Torremolinos (67,5%). El comité ejecutivo de Aehcos afirma que los datos son "moderadamente optimistas", ya que todavía hay zonas con "ciertos problemas de ocupación" derivados del trabajo con municipios que habitualmente tienen un alto grado de intermediación tradicional (touroperadores) como medio de reservas, y por la "todavía situación de incertidumbre del conflicto bélico".

La patronal hotelera recuerda que aún no se han recuperado los niveles de ocupación de la prepandemia pero los últimos datos parecen confirmar una progresiva vuelta del visitante internacional tras dos años con muy poca presencia. Aehcos ha informado de que marzo cerró con un 57,76% de ocupación, un porcentaje que sigue sin ser bueno (en 2019 se llegó al 69,6%), pero que sí tiene aspectos reseñables. Entre ellos, que el 65% de los turistas que se alojaron en la provincia el mes pasado fueron extranjeros frente al 35% de procedencia nacional.

"Es un dato es muy significativo para nosotros después de dos años con una gran caída del turismo internacional. Aún así, se ha notado claramente el conflicto bélico Rusia-Ucrania que ha ralentizado el ritmo de reservas durante marzo”, ha explicado el presidente de Aehcos, José Luque.

Por destinos, la capital fue el municipio más demandado en marzo con un 74,7% de ocupación, seguido de Antequera (67,2%), Nerja (64,6%) y Marbella (60,8%). En municipios costeros como Mijas (43,8%), Benalmádena (56,3%), Fuengirola (59,1%), debido a su dependencia de la touroperación, no se han alcanzado los niveles "deseados", según Aehcos, debido a que están ralentizándose las reservas por este medio.

El primer trimestre de 2022 se ha cerrado con una ocupación media del 53,6%, lo que supone una gran mejora respecto al pasado año (donde hubo un 17%) pero todavía lejos del 62,9% de 2019, es decir, en la época de la prepandemia. En enero de este ejercicio se ha registrado un 42,3%, en febrero un 54,8% y en marzo un 57,7%.

Aehcos ha explicado que sigue analizando la evolución del turismo en la provincia tras la pandemia y la previsión de cuáles serán los próximos días fuertes y los destinos preferidos por los turistas.