La falta de previsión de lluvias en un inicio de año hidrológico con las reservas de agua al límite han llevado a tomar medidas drásticas que buscan reducir el consumo, en especial en las zonas de la Cuenta Mediterránea andaluza, donde la Comisión de la Gestión de la Sequía acaba de aprobar las limitaciones para el consumo y el riego en las zonas más vulnerables, entre las que se encuentran el Guadalhorce y la Axarquía.

El secretario general del Agua de la Consejería de Agricultura y presidente de la Comisión para la Gestión de la Sequía, Ramiro Angulo, ha informado del acuerdo al que se ha llegado en la reunión de este órgano de seguimiento en la Demarcación de las Cuencas Mediterráneas de Andalucía, celebrada el lunes.

En este sentido, se ha acordado llevar a cabo las medidas concretas establecidas en el Plan Especial de la Sequía y en los dos decretos de sequía, aprobados por el ejecutivo andaluz. Según informa Angulo, “se han comprobado todos los indicadores, se ha analizado la evolución de los mismos y en consecuencia se ha actuado”. El secretario general del Agua y presidente de la Comisión agradece a los usuarios y asociaciones su esfuerzo y comprensión ante las medidas de restricción que se van a llevar a cabo como consecuencia de la sequía.

Medidas concretas

En el Sistema Guadalhorce-Limonero, que afecta a todo el Valle del Guadalhorce y Málaga capital, la comisión ha decidido mantener las medidas orientadas a conseguir una reducción del 5% al abastecimiento. De este modo, se restringe el riego agrícola a 39 hectómetros cúbicos como máximo, que se deberá gestionar con cuidado ante la imposibilidad actual para obtener más reservas por la falta de lluvias.

El sistema Viñuela-Axarquía permanece en situación de emergencia, con el embalse al 10% de su capacidad. En esta situación, la Comisión ha aprobado mantener la reducción del 20% al abastecimiento humano, con un máximo de 200 litros por habitante y día. Mientras que se ha prohibido el riego agrícola con agua embalsada. Para paliar esta situación, se apuesta por el agua reciclada, con cuatro puntos para el tratamiento terciario de las aguas residuales: dos en Torrox, uno Vélez Málaga y otro en el Rincón de la Victoria por el ejecutivo andaluz. Del mismo modo, la Comisión ha informado sobre la existencia de una quinta actuación de regeneración en ejecución y que finalizará finales de año. Estos cinco tratamientos terciarios dotarán al uso agrario de la Axarquía de un volumen de agua de riego de 12 hectómetros cúbicos. Adicionalmente se continúa trabajando en la adjudicación de la obra de conexión del terciario del Rincón de la Victoria con el sector 8 del Plan Guaro.

Medidas en otros puntos de la Cuenca Mediterránea

En el Sistema Campo de Gibraltar se ha acordado mantener la declaración de excepcional sequía y la disminución de las dotaciones para abastecimiento urbano (5%), así como, para el riego agrícola se limita a un volumen máximo de cuatro hectómetros cúbicos.

En cuanto al sistema Benínar (Almería), la Comisión de Gestión ha acordado que se mantenga la situación de excepcional sequía declarada en marzo de 2022. Al igual que en el sistema Viñuela-Axarquía, fueron declaradas de emergencia las obras de los tratamientos terciarios de Roquetas y El Ejido, que permitirán generar hasta 17 hectómetros cúbicos de cara al próximo verano.

Con respecto al sistema de Cuevas de Almanzora (Almería), debido a que el principal indicador de sequía que es el trasvase Negratín-Almanzora, la Comisión ha llegado al acuerdo de mantenerlo cerrado y sin previsión de apertura debido a la sequía en la cuenca del Guadalquivir. Además se mantiene la declaración de situación de excepcional sequía de octubre de 2021. En este sistema continúa la producción de agua desalada a su máxima capacidad y la obra de emergencia del primer decreto de sequía para la mejora de la garantía de abastecimiento en el Valle del Almanzora, cuya finalización está prevista para final de año.

El presidente de la Comisión, quiere recalcar el alto grado de colaboración de todos los usuarios y agradece los esfuerzos realizados para cumplir los porcentajes de restricción aprobados. Por último, Ramiro Angulo ha informado que se realizará un seguimiento continuo de la situación hidrológica y, en función de la misma, se convocará esta Comisión para revisar las medidas aprobadas.