El cáncer de mama es el más común de todas las enfermedades que se diagnostican en España y las cifras siguen aumentando año tras año. En Málaga, serán diagnosticadas unas 1.100 mujeres a cierre de este año. Hablamos con el jefe de Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Quirónsalud Málaga, doctor Rodrigo Orozco, para profundizar en esta enfermedad y concienciar sobre la importancia de la detección precoz.

¿Se ha visto reducido o aumentado el número de personas que sufren cáncer y acuden al hospital Quirónsalud Málaga?

Tanto en este hospital como en toda España existe un aumento en los diagnósticos de cáncer de mama año tras año. Hace cinco años, había aproximadamente entre 16.000 y 18.000 nuevos casos de cáncer de mamá, el año anterior hemos acabado con cerca de 22.000 casos de cáncer de mama en toda España. ¿A qué se debe? Existen muchos factores. Realmente la clave no la tenemos, probablemente con la mejora de las técnicas de imagen, la mamografía, la ecología de mama, la resonancia y la prevención de cáncer de mama, que cada vez más personas acuden para realizar sus revisiones ginecológicas, somos capaces de detectar el cáncer en los estados más iniciales. Lo cual, aunque en una primera visión nos parezca que está aumentando el número de cáncer de mama, probablemente lo que estemos haciendo sea un diagnóstico más precoz que nos ayuda a un tratamiento más temprano y menos agresivo para la imagen corporal de la mujer. Además, ayuda a tener un mejor pronóstico y menores complicaciones.

¿Cuántas personas han sido tratadas de cáncer de mama en el hospital este año

Anualmente abordamos aproximadamente entre 100 y 120 casos nuevos de cáncer de mama, además de todos los seguimientos que llevamos de pacientes con cáncer de mama desde hace 12 o 13 años que abrimos el hospital. Este año comenzó a aumentar, como ya hemos comentado, y lo importante en este caso es la inmediatez en la toma de decisiones y el abordaje multidisciplinar. Es decir, trabajar como un hospital y no como una sola persona. Se deben aplicar todos los recursos en un mismo sitio.

¿Se han aplicado nuevos avances tanto al tratamiento como al material tecnológico con el que trabajáis?

Existen nuevas moléculas, nuevas dianas terapéuticas, tanto en tratamientos oncológicos tradicionales como en la quimioterapia. Actualmente, contamos con tratamientos mucho más nuevos que van dirigidos al tipo de cáncer que tiene cada paciente, como la radioterapia de última generación que la tenemos incorporada en el hospital. La cual, permite lograr mejores resultados con menos sesiones y produce menores complicaciones para el paciente. Por otro lado, las terapias inmunológicas y las terapias biológicas son la revolución de los tratamientos oncológicos en relación al cáncer de mama. De igual forma, existen tratamientos quirúrgicos nuevos que hacen que no se distorsione tanto la imagen corporal de la mujer. Es decir, si se debe quitar un pecho, queda relegado a esta cirugía de cánceres muy avanzado, ya que en la propia cirugía se realizan actos reconstructivos de la anatomía para que tenga el menor impacto psicológico y en la imagen corporal de la mujer.

¿Cuáles son los procedimientos o las diferentes fases que requiere el proceso?

Un proceso habitual de cáncer de mama, como lo que hacemos en nuestro hospital Quirónsalud Málaga, parte de las revisiones de salud. Es muy importante realizarse revisiones ginecológicas periódicas para tratar de detectarlo de forma precoz. Una vez que se detecta algo, mediante el trabajo en equipo con los compañeros de radiología, se realiza en un primer lugar una biopsia. Se extrae una toma de muestra y una vez que se ha confirmado, el paciente pasa a formar parte de la Unidad Integral de Mama (UIM), una unidad multidisciplinar e integral del cáncer de mama donde participan radiólogos, oncólogos, radioterapeutas, cirujanos plásticos y psicólogos… Y de modo multidisciplinar, abordamos cada caso de forma individualizada. Por lo que, aunque dos mujeres tengan el mismo tipo de cáncer, cada paciente recibirá un manejo, tanto quirúrgico como terapéutico, individualizado para cada una de ellas. Siempre contando con la participación de nuestras pacientes en la toma de decisiones. 

De modo multidisciplinar, abordamos cada caso de forma individualizada

Para finalizar, ¿podría dar alguna recomendación para prevenir este tipo de cáncer?

Lo primero es acudir a las revisiones ginecológicas periódicas. Para patologías como el cáncer de mama, somos capaces de detectarlo y abordarlo cambiando totalmente el pronóstico. La segunda es la autoexploración de mamas. Es algo complejo que debe hacerse bien, pero explorarse un par de veces al mes para detectar que no haya asimetrías, algún bulto en la mama o la axila, así como, sentir algún cambio en el aspecto de la mama, nos ayuda mucho a hacer un diagnóstico precoz. Por último, la tercera son los hábitos de vida saludables y el ejercicio físico diario. Mantener una buena nutrición como la dieta mediterránea, hacer ejercicio diario, no fumar, no consumir drogas ni tóxicos, nos ayuda a reducir el pronóstico oncológico y de nuestros genes. Por lo cual, ayudará a reducir el cáncer.