Una vez más, la delegación española de la candidatura de Málaga para acoger la Expo 2027 ha viajado a París para mostrar qué hay detrás de la propuesta “La Era Urbana: hacia la ciudad sostenible”, la propuesta española para acoger esta exhibición internacional, por la que también pelean Minnesota, Belgrado, San Carlos de Bariloche y Phuket.

La mayor baza que ha explotado el equipo español ha sido la del apoyo “unánime” del que goza la candidatura malagueña, no solo político y social sino por parte de la representación del país en disciplinas como el cine, representada con Antonio Banderas, o el tenis, con Rafa Nadal.

Ambos han participado en la presentación que ha tenido lugar este mediodía ante la 171º Asamblea General del Bureau International des Expositions (BIE), con la idea de reforzar la solidez de la candidatura así como su proyección internacional.

“Para la gente de Málaga no hay mayor alegría que acoger a otros y para aquellos que nos visitan la felicidad puede ser saber que todos estaremos juntos aquí, porque ninguna candidatura tiene tal apoyo unánime como nosotros”, ha defendido el actor malagueño, Antonio Banderas, ante las preguntas de la periodista María Casado, encargada de conducir el acto. “Si la Expo se convierte en una realidad en Málaga, estoy muy convencido de que recibiréis muchas felicitaciones de cada uno de los visitantes de la exposición”.

Por su parte, el tenista ha apoyado la candidatura con un vídeo grabado desde Mallorca, en el que aseguraba que “Málaga está lista para organizar la Expo” y ponía de ejemplo la organización de la final de la Copa Davis, que se ha celebrado en la ciudad recientemente.

“España es un país en el que ofrecemos una cálida bienvenida a todos los visitantes y recibimos a muchísima gente de todo el mundo cada año. Creo que todo ese éxito viene de 1992 cuando celebramos dos eventos internacionales extraordinarios, los Juegos Olímpicos en Barcelona y la Expo de Sevilla, con un éxito sin precedentes. En esos eventos ya nos demostramos a nosotros mismos y al resto del mundo que estamos listos y somos capaces de organizar estos grandes eventos”, ha afirmado Rafa Nadal.

Las autoridades políticas de los tres niveles de gestión, local, regional y nacional han participado en esta presentación, de nuevo persiguiendo transmitir la solvencia de un proyecto que cuenta con el beneplácito de todas las administraciones, más allá de las siglas.

“La de Málaga es una candidatura de estado, apoyada por todas las fuerzas políticas y la sociedad civil del país. El Gobierno español garantiza la viabilidad económica del proyecto y el apoyo necesario para conseguir los objetivos de las exposiciones internacionales”, ha declarado el ministro de Exteriores, José Manuel Albares en un discurso pronunciado en francés, en el que ha incidido en el momento “crucial” en el que se celebraría esta Expo, centrada en el reto de la sostenibilidad en la ciudades en un contexto de crisis climática y de crecimiento de la población en las urbes.

Albares ha recalcado, además, que el Gobierno diseñará un “programa especifico” para garantizar la participación de los países emergentes de África y Asia, junto a otros pequeños estados, en la exhibición internacional de Málaga.

Antonio Banderas, en su intervención en la presentación de la Expo. L.O.

“Málaga ha experimentado una transformación son precedentes en los últimos años sumando a su potencial turístico una apuesta decidida por la innovación y la cultura”, ha añadido el titular de Exteriores. “Málaga cuenta ya con la estructura de transporte y las infraestructuras necesarias para albergar la exposición y su dinamismo económico permitirá integrar las instalaciones de la Expo en los tejidos residenciales y productivos de la ciudad”.

Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, se ha referido a la capital de la Costa del Sol como un “un laboratorio en vivo para evaluar y diseñar juntos las ciudades que queremos en el futuro: sostenible, tecnológica, amable”, por lo que ha valorado que la Expo de Málaga “será una gran oportunidad para intercambiar experiencias y buenas prácticas en cuestiones vitales para la ciudad del futuro como será garantizar las reservas de agua frente a la sequía”, esto último, un grave problema para la comunidad autónoma andaluza. En representación del Gobierno andaluz ha asistido presencialmente al acto la delegada del gobierno andaluz, Patricia Navarro.

Por último, también en un discurso íntegramente en francés, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha defendido que ante las previsiones de crecimiento demográfico de las ciudades y el consiguiente aumento de las emisiones de dióxido de carbono, es un “imperativo ético” avanzar hacia la sostenibilidad medioambiental, social y económica.

Patricia Navarro, junto a la delegación española de la Expo. L.O.

“Creemos sinceramente que la candidatura de España para la Exposición Especializada de Málaga ofrece una oportunidad extraordinariamente única para compartir las mejores prácticas de países de todo el mundo” con diferentes grados de desarrollo”, ha declarado De la Torre, que también ha hecho hincapié en la cohesión institucional de un proyecto que también encuentra respaldo entre líderes artísticos y deportivos españoles.

De la Torre ha reiterado el compromiso de la propuesta española de “ofrecer el mayor número de visitantes y de visitantes internacionales; más alojamientos y más cercanos, una ciudad Expo justo al lado del recinto, el mejor acceso de transporte multimodal y accesible a todos los ciudadanos, no sólo a los más ricos; también tendrá una mayor ayuda a los países menos desarrollados para participar y tendrá una Expo verdaderamente internacional, el recinto con la mayor accesibilidad interior, una maravillosa noche Expo, el más amplio programa cultural y, sobre todo: una absoluta garantía de éxito. Si Málaga gana la Expo, se llevará a cabo. España nunca ha faltado a una cita internacional”.

Nuevos detalles del recinto

Durante la presentación, se han esbozado algunos detalles sobre cómo funcionará el futuro recinto en el que se desarrollaría la Expo, en lo que se ha denominado como el “triángulo productivo” de la ciudad, entre la Universidad, el PTA y el CTM.

Así, en uno de los vídeos explicativos de la presentación, se ha explicado que el recinto circular contará con pasillos subterráneos para facilitar el tránsito del personal entre los pabellones así como el acceso a las zonas logísticas.

Además, el recinto estará a “unos minutos a pie” de lo que se ha denominado Villa Expo, donde se construirán unas 1.400 viviendas que, una vez celebrado el evento, pasarán al parque público de viviendas de la ciudad.

Habrá más de 130 pabellones entre los de cada uno de los países, las ONG y las diferentes organizaciones, así como 15.000 metros cuadrados dedicados a la restauración de diferentes partes del mundo.

El programa se articulará en torno a los pabellones principales, “Planeta Urbano”, “Retos Urbanos” y “Ciudadanos de las Ecociudades”, además de un “Laboratorio Urbano”, a lo que se le sumará un gran auditorio dentro del recinto, en el que se celebrarán más de 5.000 actividades culturales y musicales y que tendrá una intensa vida nocturna.