Casi 300.000 pensionistas malagueños comenzaron a cobrar ayer sus pensiones con los incrementos del 8,5% y el 15% aprobado por el Gobierno. Con estos incrementos la pensión de jubilación media en la provincia alcanza los 1.247 euros tras la subida del 8,5%.

Así lo dio a conocer a través de un comunicado la Subdelegación de Gobierno, que apuntó que en cuanto a las pensiones contributivas (incremento del 8,5%), en Málaga hay 26.689 jubilaciones por incapacidad permanente, que tras la subida pasan a cobrar una media de 1.092,92 euros.

Por jubilación hay 168.805, que van a cobrar una media de 1.247 euros. 66.655 pensiones son de viudedad, cuya cuantía se establece en 784,14 euros; por orfandad, un total de 12.740, una media de 440,3 euros y la pensión de favores familiares, que llega a 1.634 personas, con una media de 658,8 euros.

Por otro lado, las pensiones no contributivas (subida del 15%) en la provincia son 12.291 por jubilación, que con la subida aprobada se fija en una media de 552,73 euros, y por invalidez un total de 7.150, cuya cuantía alcanza una media de 620,1 euros.

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Javier Salas, recordó que «desde 2018, el Gobierno de Pedro Sánchez ha aplicado el mayor incremento de las pensiones en nuestro país en su historia. Y eso es fruto del compromiso con nuestros mayores para que puedan tener más posibilidades de disfrutar tras un largo periodo de trabajo manteniendo su poder adquisitivo».

Además, señaló que «el incremento de las pensiones contributivas en sólo cuatro años con este Gobierno ha sido del 23% hasta alcanzar la pensión media de jubilación los 1.247 euros».

«Este Gobierno -subrayó Salas- ha aplicado en una sola legislatura un incremento cinco puntos porcentuales superior al que practicó el Gobierno del PP en dos legislaturas».