Educación

Las familias del CEIP Carmen de Burgos vuelven a manifestarse

Los padres de los alumnos se han concentrado este viernes para protestar porque la Junta de Andalucía aún no ha revocado la decisión de la directora de prescindir de los ayudantes de alumnos con necesidades especiales. El delegado de Educación Miguel Briones responde que hoy tendrá el centro la respuesta.

Protesta de los padres del CEIP Carmen de Burgos

Alfonso Vázquez

Alfonso Vázquez

Alfonso Vázquez

Este viernes, antes de la entrada al colegio, familias de alumnos del CEIP Carmen de Burgos, en la calle Doctor Miguel Díaz Recio en Teatinos, han vuelto a concentrarse y a exhibir pancartas de protesta y cánticos contra la directora del centro. Mantienen la presión, informa uno de los padres, al entender que todavía no ha habido comunicación oficial de la Junta de Andalucía.

Las protestas comenzaron después de que el pasado 22 de mayo conocieran la decisión de la directora del centro de no renovar para el próximo curso los convenios con los asistentes 'de sombra' o de apoyo. Estos asistentes atienden a cerca de 80 niños diagnosticados con trastornos del espectro autista (TEA), síndrome de Down y trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Otra imagen la concentración.

Otra imagen de la concentración. / La Opinión

Las familias respondieron con una recogida de firmas en change.org contraria a la medida y con un manifiesto en el que criticaban que la decisión se había tomado "de forma unilateral y sin contar con el apoyo del profesorado, de las familias, de los órganos colegiados que los representan (claustro y consejo escolar), ni de informes técnicos" y achacaban la responsabilidad a la directora del colegio, a la que reclamaban "que rectifique esta decisión".

Como informó este periódico, responsables de la Delegación de Educación se reunieron la semana pasada con las familias y el delegado de Educación, Miguel Briones, confirmó "que la situación se iba a resolver manteniendo este tipo de ayudas", aunque todavía no se hubiera comunicado oficialmente.

Por su parte la directora del CEIP Carmen de Burgos envió el pasado 7 de junio una carta a la comunidad educativa en la que denuncia que "desde el inicio del curso llevo sufriendo ataques a mi labor profesional profesional por parte de un grupo muy minoritario de madres y padres" que, señala "se han vuelto desmedidos y despiadados desde finales del mes de mayo".

La directora cree que se trata de intentos de desacreditación "infundados e injustificados, están plagados de mentiras (...) y están fuera de lugar" y resalta que la inspección educativa de la Junta le ha señalado la "excelente gestión que estoy llevando a cabo", en la evaluación anual de su trabajo.

El delegado de Educación, Miguel Briones, declaró a La Opinión hoy mismo el centro iba a tener la respuesta de la Junta de Andalucía.