Playas

La Malagueta: Un baño para mayores casi en su justa medida

El Área de Playas atiende la propuesta de María Victoria Seoane, usuaria de la zona de baño para mayores y traslada más de 50 metros este espacio, para que los usuarios tengan un fondo sin piedras. Esta vecina pide que se señalice más y que la barandilla de acceso se alargue o se sitúe más cerca de la orilla

María Victoria Seoane, ayer en la zona de baño para mayores de La Malagueta, para la que pide un letrero indicativo en la lona.

María Victoria Seoane, ayer en la zona de baño para mayores de La Malagueta, para la que pide un letrero indicativo en la lona. / A.V.

Alfonso Vázquez

Alfonso Vázquez

En marzo de este año la malagueña Mª Victoria Seoane, una vecina de La Malagueta que hoy tiene 83 años, reclamó en este diario varias mejoras para la zona de baño de mayores y personas con movilidad reducida instalada en la playa del barrio. 

Como entonces informó La Opinión, fue ella misma quien pidió este equipamiento, al conocer que el Ayuntamiento de Fuengirola había incorporado esta novedad. Así, en 2020 lo reclamó a través del grupo municipal Adelante Málaga y poco después, al mismo alcalde a través de un programa de radio. 

Francisco de la Torre se comprometió entonces a instalarlo y el nuevo equipamiento se inauguró en julio de 2021. La pega, comentó esta vecina a este diario, es que se había emplazado demasiado cerca del espigón y el fondo tenía demasiadas piedras, «como cuchillas, porque está muy pegado a las rocas», comentaba. Por este motivo pidió que se cambiara de sitio y de paso, que su camino de acceso fuera más directo. 

El Área de Playas, finalmente, recogió el guante y este verano ha desplazado de sitio la zona de baño para mayores: en la misma orilla se ha alejado más de 50 metros del espigón. 

«Ahora no hay piedras, está perfecto», señaló ayer María Victoria.

La zona para mayores y personas con movilidad reducida, ayer.

La zona para mayores y personas con movilidad reducida, ayer. / La Opinión

A su lado se encuentra Asunción, que tiene una discapacidad física y ha llegado en silla de ruedas. «Lo que han puesto aquí es maravilloso», destaca. 

En todo caso, tanto Asunción como María Victoria -quien tiene estenosis lumbar, lo que le provoca falta de fuerza en las piernas- creen que la pasarela con barandillas para entrar en el agua debe acercarse más a la orilla pues se encuentra demasiado alejada. 

María Victoria debe ser ayudada para llegar a la barandilla, por eso pide que se acerque más a la orilla.

María Victoria debe ser ayudada para llegar a la barandilla, por eso pide que se acerque más a la orilla. / A.V.

La vecina de La Malagueta también aprovecha para pedir un camino sobre la arena más directo a esta zona, así como más carteles informativos aparte de un letrero indicativo en la carpa, como existe en Fuengirola, para dejar claro que es de uso exclusivo para personas mayores y con movilidad reducida, algo que no todos los bañistas respetan.

María Victoria Seoane, delante del cartel informativo, ayer.

María Victoria Seoane, delante del cartel informativo, ayer. / A.V.

Respuesta del Ayuntamiento

La concejala de Playas, Teresa Porras, explicó ayer que la zona cuenta con un cartel informativo muy claro y que si hubiera algún problema se puede avisar a la policía. Con respecto a la barandilla, indicó que se trata de un aspecto técnico que tiene en cuenta «las mareas» pero también el paso de los vehículos de limpieza «y no se les puede cortar el paso».