Sequía

La Costa del Sol sólo tiene agua embalsada para lo que resta de año si no llueve más

La empresa pública Acosol, dependiente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, ya anunció en primavera que adquirirá agua del Campo de Gibraltar para poder compensar el déficit del embalse de la Concepción 

La Viñuela arroja la peor cara de la sequía

El embalse de la Viñuela sigue bajo mínimos históricos y arroja la peor cara de la pertinaz sequía que sufre la Costa del Sol.

El embalse de la Viñuela sigue bajo mínimos históricos y arroja la peor cara de la pertinaz sequía que sufre la Costa del Sol. / Álex Zea

Fran Extremera

Fran Extremera

La Costa del Sol empieza a mirar al cielo con desesperación. Si no llueve de aquí a enero, algo muy poco probable, las reservas en el litoral no están al 100% garantizadas. Las dos mancomunidades del litoral malagueño tienen en agenda planes alternativos, pero mantienen su petición de crear nuevas infraestructuras tras el verano más cálido de la historia y una pertinaz sequía que mantiene los embalses bajo mínimos, con menos de la mitad de agua que hace 12 meses.

La empresa pública Acosol, dependiente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, ya anunció en abril de este mismo año que adquirirá agua del Campo de Gibraltar para poder compensar el déficit del embalse de la Concepción, en caso de que no vuelvan las precipitaciones de aquí a que concluya 2023. La presa de la Concepción está al 42% y, aún en temporada alta, su nivel no deja de descender en estas semanas a pasos agigantados. Ni siquiera las restricciones aplicadas por la mayoría de los ayuntamientos costeros evitan una bajada que amenaza con tener que poner en marcha ese plan de compra a la mancomunidad con sede en la localidad gaditana de Los Barrios.

En cuanto a la comarca de la Axarquía, el principal pantano de la provincia, el de La Viñuela, tiene aún más de 13 hectómetros. Pero representan poco más del 8%. Y ni siquiera la eliminación de aportes para el regadío desde hace ahora un año ha impedido que esta presa mantenga la condición de «embalse muerto». La empresa pública Axaragua, encargada del agua en alta en esta otra parte de la Costa del Sol, recuerda que sin la aportación diaria de los dos pozos del río Chíllar, situado en Nerja, la situación para poder dar respuesta el abastecimiento a los municipios hubiese sido crítica en este momento.

El refrescón que han supuesto las lluvias de este pasado domingo ha sido mínimo. En las cabeceras de los grandes embalses del Guadalhorce apenas se recogieron unos 15 litros por metro cuadrado. Y ni siquiera los 60 litros en el entorno del pantano de la Viñuela han permitido que a estas alturas de la semana, con los potenciales aportes de arroyos y afluentes, el nivel del embalse sea superior al de hace siete días (sigue a ese 8,3% de su capacidad).

Un verano de restricciones

La Junta de Andalucía ya decretó en junio, ante el aumento de población que suele registrar la provincia en temporada alta y la falta de recursos hídricos, una reducción del 20% de la dotación para el abastecimiento en la Axarquía y del 10% en el resto de las comarcas y de la capital. Así implantaron reducciones en el suministro hasta más de una treintena de localidades, en su mayoría de la Axarquía y Valle del Guadalhorce. La mayoría anunció recortes o prohibiciones en el uso de agua potable para baldeo de calles, riego de parques y jardines o campos de golf o llenado y rellenado de piscinas privadas.

Uno de los primeros municipios que tuvo que restringir el agua a la población durante la noches fue Vélez-Málaga. La empresa concesionaria del servicio de aguas en el municipio, Aqualia, informa diariamente al Consistorio sobre cómo está el suministro y el consumo diario, por lo que, a partir de ahí, se toman decisiones. Ahora, «lo normal» tras la bajada de población tras el verano, es que haya menos horas de corte de agua, pero, insisten en que depende, entre otros, en cómo estén los depósitos. Trabajan, por tanto, día a día para hacer frente a la situación y tomar medidas.

Otro de los municipios en situación grave es Villanueva de la Concepción, que llegó a quedarse temporalmente sin agua a raíz de la avería de la bomba principal que extrae el agua del manantial del Puntal, que ahora sí funciona con normalidad. Hay también cortes de suministro de agua a la población, además, en Almáchar, Benamargosa, Casabermeja, Colmenar, El Borge, Iznate, Moclinejo, Periana, Sedella, Valle de Abdalajís, Almogía o la zona sur de El Torcal de Antequera.

Y en cuanto a las limitaciones del agua en las playas, para duchas o lavapiés, durante este mes continúan las medidas en Málaga capital, Rincón de la Victoria, Algarrobo, Vélez-Málaga, Mijas, Torremolinos o Torrox.