26 de febrero de 2020
26.02.2020
La Opinión de Málaga
Tribunales

La Policía confirma que los Al-Thani usaron el Málaga para uso personal

A la familia catarí se le acaba el tiempo para abonar la fianza de 5,4 millones de euros impuesta por la jueza y sus acciones del club podrían quedar embargadas

26.02.2020 | 12:47
Al-Thani, en los juzgados de Málaga

Los abogados del jeque presentarán en las próximas horas otro recurso de apelación.

Con el pasar de los días, empiezan a darse a conocer más novedades y detalles sobre el proceso judicial que la Asociación de Pequeños Accionistas inició contra el jeque Al-Thani y sus hijos, en el que les acusan de «delitos de administración desleal» y «apropiación indebida». Y además, en los últimos días también se les habría un imputado por un presunto delito de blanqueo de capitales.

En las últimas horas ha trascendido que la jueza ha levantado parte del secreto de sumario decretado para el caso. En el texto enviado a las partes implicadas, se constata que las pesquisas de la magistrada del Juzgado de Instrucción número 14 de Málaga coincide con el informe policial redactado después de las más de 12 horas de registro de La Rosaleda el pasado 22 de enero.

En estos documentos, la Policía ratifica los presuntos delitos que recaen sobre los Al-Thani y que han supuesto que la familia catarí quede relegada de sus funciones al frente de la entidad blanquiazul, la llegada de un administrador judicial y el requerimiento de una fianza de 5,4 millones de euros. La Policía, de la mano de Fiscalía, hace hincapié en que el jeque Al-Thani y sus hijos utilizaban las arcas del Málaga CF para autoconcederse préstamos y utilizar ese dinero para un uso estrictamente personal.

Asimismo, el informe policial detalla las evidencias que demostrarían que los Al-Thani hicieron un mal uso de la tesorería del club, sobre todo los consejeros, hijos del jeque. Coches, viajes, hoteles, abogados... Una clara disposición indiscriminada sin justificar, porque todos los caprichos se pagaba con dinero del club blanquiazul. Estos últimos datos sobre los movimientos económicos de la familia catarí han podido llegar a manos de la justicia gracias al registro del 22 de enero, que corroboran las pesquisas de jueza.

Petición denegada al jeque

En cuanto se conoció la pasada semana que Al-Thani como principal propietario y sus hijos -Nasser, Nayef y Rakan- como consejeros quedaban apartados de sus funciones hasta nuevo aviso y entraba un administrador judicial a tomar las riendas del club, la familia catarí no ha querido darse por vencida y solicitó la magistrada la suspensión de la administración judicial que ella misma decretó el jueves de la semana pasada.

Pero las intentonas de Al-Thani y su equipo jurídico hasta el momento no están dando frutos y este último requerimiento les ha sido denegado. En cambio, según pudo contrastar este periódico con Francisco Valverde, abogado que representa a la APA en este proceso, los letrados que representan al jeque catarí todavía disponen de un par de días para presentar otro recurso de apelación en la Audiencia Provincial porque consideran exagerada las medidas cautelares. A través de este auto, pretenden que la Audiencia Provincial se pronuncie en contra de lo que ya ha firmado la magistrada que lleva el caso, algo que Valverde considera poco probable. De esta manera, los abogados de la familia catarí perderían una nueva baza a su favor en el proceso, y ya van muchas.

La jueza, por su parte, se mantiene firme en sus decisiones y alega que, gracias a la documentación que tiene en su poder, que aumentó tras el registro en La Rosaleda, ve indicios más que de sobra para que Al-Thani y los suyos no vuelvan a los puestos directivos del Málaga CF tras haber utilizado las arcas de la entidad costasoleña como una línea de crédito para hacer frente a gastos personales.

Al-Thani no abonará la fianza

La situación para Al-Thani se agrava con el requerimiento de la fianza de 5,4 millones de euros, sobre todo porque esta gran cantidad de dinero todavía no se ha devuelto y, además, durante el proceso judicial la magistrada que podido constatar que el propietario tampoco tenía interés en hacerlo.

Es más, según Francisco Valverde, el jeque Al-Thani y los suyos ya deberían haber abonado esta cantidad de dinero en días anteriores. Otro movimiento que acerca más la salida definitiva de esta familia del club de Martiricos. Aunque todavía habría que esperar a las últimas apelaciones y las decisiones finales de la jueza, no hay que descartar que en el última instancia los bienes que se le embarguen al jeque sean las propias acciones del Málaga CF, sin olvidar que aún sigue abierto el juicio entre BlueBay y Al-Thani precisamente por la cantidad de acciones que les corresponde a cada uno después de que el catarí las vendiese a la empresa hotelera.

Frente a un posible embargo, la situación de la propiedad de la entidad blanquiazul solo podría resolverse si Al-Thani, BlueBay y la APA llegasen a un acuerdo en conjunto, solución poco probable atendiendo a los antecedentes de las relaciones entre todos.

Por ello, y hasta nuevo aviso, solo queda esperar a que José María Muñoz, el administrador judicial, siga al frente con sus labores y reajuste las cuentas del Málaga CF. Aunque sea con acciones que debiliten al equipo en el plano deportivo, como la venta de Antoñín, en el club todos son conscientes de las necesidades reales para llegar a final de temporada con los deberes hechos y evitar posibles sanciones futuras por parte de LaLiga u otros entes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook