El pasado 13 de julio una impactante noticia sacudía al país: según explicaba el Director General de Tráfico, Pepe Navarro, el próximo 2024 los ciudadanos tendrán que comenzar a pagar peajes por el uso de ciertas autovías de la red de carreteras españolas.

Aunque tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como la ministra de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez han rechazado "categóricamente" esta afirmación, el coordinador de la institución de tráfico aseguró que "el año que viene, por imposición de Bruselas, tendremos que poner peajes".

La medida vendría por una exigencia de Bruselas que ya estaría pactada en la página 127 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España: "es preciso desarrollar un sistema de pago por uso de la red de vías de alta capacidad que permita cubrir los costes de mantenimiento e integrar las externalidades negativas del transporte por carretera como sucede en el resto de infraestructuras".

La razón tras este pacto con Bruselas sería el déficit de más de 8.000 millones de euros que acumulan las autovías españolas, aunque tras ser desmentido por distintas figuras gubernamentales, el Director General de Tráfico reculó y lamentó profundamente la confusión generada por declaraciones sobre un tema "que no es competencia" suya.

La lista de vehículos que no pagarán peajes en las autovías en 2024

Aunque esta medida no está implementada y no hay una fecha exacta prevista para ello, sí se conoce cuáles serán los coches que estarán exentos de pagar los peajes. De la misma forma, se desconoce todavía el precio de estos, aunque se estima que podría ser parecido a los que se manejan en las autovías portuguesas y que tienen un coste de entre 9 y 11 céntimos por kilómetro.

Respecto a la lista de vehículos que quedarían exentos de pagar los peajes, sí se ha revelado más información: en principio se trataría de tres grupos que podrían seguir utilizando las autovías del país de forma gratuita.

En primer lugar, estarían aquellos conductores que se trasladen por motivos de trabajo. También quienes se desplacen para ir a la universidad u otro motivo de estudios y, finalmente, quienes tengan que utilizar la autovía para llegar hasta un centro médico u hospital.