Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Política

Vox también se abona a la inestabilidad en Ronda

El último episodio ha derivado en el cese de la cúpula que en la ciudad llevaba el mando del partido, con el médico José María Castillo al frente

Antonio Isidoro Paredes, José María Castillo y Celia Aragonés, durante la campaña del 19J. VOX Ronda

Vox también se ha abonado a la inestabilidad en Ronda, un territorio que ya suma un largo serial de convulsiones internas en lo que al funcionamiento de esta formación política se refiere. El último episodio ha derivado en el cese de la cúpula que en la ciudad llevaba el mando del partido, con el médico José María Castillo al frente en el cargo de coordinador local. 

El cambio se ha producido un año y medio después de la nueva etapa iniciada a raíz de la dimisión, en marzo de 2021, de su anterior responsable, Patricia Coronel, quien terminó vinculada a la Plataforma Antigestora que le hace una oposición a nivel interno a la actual dirección provincial. 

Ahora, a algo más de medio año de las elecciones municipales, el timón cambia de manos y tiene como exponentes más influyentes al coordinador de Vox en la Serranía de Ronda, el ingeniero técnico forestal José Antonio Gómez Serrano, y a la hasta ahora coordinadora de distrito en la Ciudad del Tajo Celia Aragonés, quienes ya fueron premiados por la dirección provincial al ser incluidos en las listas para las elecciones andaluzas del 19 de junio.   

No obstante, el partido de Santiago Abascal le restó importancia a lo sucedido en la Ciudad del Tajo: «Allí no ha pasado nada grave, nos adaptamos a las necesidades de cada momento», aseguraron fuentes de Vox consultadas por La Opinión de Málaga

Asimismo, la formación niega en su versión oficial que estos cambios estén directamente relacionados con la proximidad de las elecciones municipales, que tendrán lugar el 28 de mayo de 2023: «Estos cambios se producen, muchas veces, por necesidades diferentes», apuntaron.  

Las turbulencias en la cúpula rondeña de Vox se suceden desde la antesala de las anteriores elecciones municipales. El que iba a ser su candidato a alcaldía y era el coordinador local, el empresario Antonio Moreira, renunció atribuyéndolo a «razones personales» el mismo mes de mayo de 2019 en el que se celebraban los comicios locales. 

Esto motivó que su nombre apareciera como cabeza de la lista para la papeleta electoral, aunque quien finalmente asumió en la campaña el rol de candidata a la alcaldía era la número 2, Patricia Coronel.

Además, a pocos días de la jornada electoral, se bajaron del barco otros tres integrantes de aquella candidatura, incluida la número 3 de la lista, y sus nombres siguieron apareciendo en la papeleta, como el de Moreira. En las urnas rondeñas, Vox fracasó y no obtuvo representación. Solo alcanzó una quinta parte, unos 640 apoyos, de los 3.000 votos cosechados un mes antes en las generales, cuando se acercó al PP. Pasó a ser la séptima opción más votada en los colegios rondeños.   

«Falta de apoyos»

Los cambios realizados por la dirección provincial de Vox en la Ciudad del Tajo fueron aireados la semana pasada, en su cuenta de Facebook, por quien hasta ahora había sido su vicecoordinador local, el arquitecto técnico Antonio Isidoro Paredes. Al informar del cese, Paredes sostuvo que «durante este periodo no se ha respetado protocolo alguno en los distintos actos que hemos llevado a cabo en Ronda, con una pésima organización y una falta de apoyos y consideración hacia nosotros por parte de la ejecutiva provincial, que hace inviable el poder seguir trabajando para los rondeños en nombre de Vox Ronda».  

«Lo mínimo que podría haber hecho el Vicesecretario de Organización Antonio Luna, puesto que fue él quien nos eligió, es habernos llamado personalmente para dar alguna explicación o al menos unas palabras de agradecimiento por la dedicación y esfuerzo personal que hemos realizado en Ronda tanto mi compañero José María Castillo como yo», agregó Paredes.

El exdirigente rondeño de Vox cargó las tintas contra la gestora  que preside el parlamentario andaluz y exconcejal torremolinense Antonio Sevilla, tras el efímero paso por la dirección provincial de Enrique de Vivero, quien ahora apoya al PP. 

Al referirse a la gestión liderada por Sevilla, Paredes lamentó «profundamente» la degradación que «está sufriendo el partido en nuestra provincia». «Desgraciadamente, sabemos que no es solo en nuestra ciudad; cada vez son más los afiliados que se sienten desencantados y no quieren involucrarse en las actividades, las bajas se suceden estrepitosamente como hemos podido comprobar en Ronda desde la constitución de esa gestora, experta en generar apatía y desánimo entre las bases», manifestó antes de reprochar que «nunca» les hayan trasladado «la lista de afiliados actualizada a pesar de solicitarla en sucesivas ocasiones». 

Compartir el artículo

stats