05 de julio de 2008
05.07.2008

La corbata

05.07.2008 | 02:00

Rafael Torres

El presidente del Congreso, José Bono, confirma tener una idea aparatosamente confusa de la cosas: si ayer recriminó a los republicanos víctimas de sevicias durante el franquismo que exhibieran la bandera de la República Española, aquella por cuya defensa habían padecido las sevicias precisamente, en la dependencia menor de la Cámara donde en teoría les homenajeaba, hoy, es decir, anteayer, obligó a un ministro del gobierno a ponerse una corbata que él mismo hizo llegarle por medio del Ujier Mayor del Parlamento. El conservadurismo de Bono, tan espeso en cada uno de sus actos y de sus políticas cuando ha tenido ocasión de hacerlas, no alcanza a explicar, empero, esa contumacia en el cultivo del estilo más rancio, ese estilo que si durante cuarenta años y los de propina impregnó hasta el último resquicio de la vida política (por llamarla de algún modo) y social española, venía batiéndose en retirada por consunción natural. No; el extremo conservadurismo de Bono no puede ser la única causa de sus recurrentes ´bonadas´, pues, a lo último, la bandera tricolor abrigaba y podría volver campechanía.
A abrigar también a los conservadores, bien que sólo a los democráticos y civilizados, y el ´sincorbatismo´ es un deporte singularmente cultivado en los mundos carcas como guiño o concesión a la campechanía.
José Bono, que gusta de cultivar un buenismo que también acabó periclitado con la llegada del nuevo angelismo de su antiguo rival, Zapatero, es probable que no patine como patina por conservador, sino como hortera (¿a quién, si no a un hortera, se le puede ocurrir que la corbata es la imprescindible prenda del decoro vestimental o de la elegancia?), condición acentuada acaso por la untuosa pomposidad que él supone inherente a su nueva dignidad de presidente del Congreso de los Diputados, que no es la misma, aunque todo oficio es sagrado, que la del expendedor de corbatas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine