Málaga. 10-09-2022. Auditorio Edgar Neville.

Dirección: Aarón Zapico.

Programa: Les élémens, de J. F. Rebel; Suite de ballet 'Le triomphe de l’amour' y 'Le Bourgeois Gentilhomme', de J. B. Lully.

Los arcos barrocos de la Filarmónica de Málaga volvieron al escenario del Auditorio Edgar Neville este sábado para acoger el arriesgado programa propuesto por el maestro Aarón Zapico en el último encuentro de la Joven Orquesta Barroca de Andalucía. Si a mediados de Julio la Inglaterra de Purcell se paseaba con la semi ópera King Arthur por distintos escenarios andaluces con gran acogida de público y crítica en este último encuentro la Francia del Rey Sol centraba la atención del conjunto.

Hablar de danza es tratar uno de los elementos definitorios del período barroco que tiene en Francia una especial predilección y una larga tradición que se remontan a fechas tempranas en el país vecino y donde adquirirá formas concretas que se alargarán a lo largo de todo el siglo dieciocho además de constituir por sí mismo un reflejo del poder, la exaltación del mismo en la figura del monarca y su proyecto geopolítico a través de temas extraídos de la cultura y mitología clásica.

El programa, con no pocas intervenciones solistas del conjunto, se iniciaba con la sinfonía ballet Les élémens de Jean Féry Rebel, alumno de Lully, Rebel propone una partitura en un sólo tiempo donde se encadenan hasta diez números contrastantes. Difícil el papel del maestro Aarón Zapico al abordar esta obra que al interpretarse sin el elemento visual redobla aún más el papel que otorga el propio compositor a la orquesta dentro de la página como ocurrirá en el movimiento trascendente y singular que es la representación del caos donde el pulso del conjunto fue decisivo para superar el motivo del caos que bien pudo inspirar al propio Haydn para su oratorio La creación. Destacar el arco de Irene Hernanz que ocupó el puesto de concertino en el concierto sin olvidar las sorprendentes flautas de Ana Delgado y Paula Navas, los oboistas José González y Gabriel Naranjo o la madurez técnica del fagot de Irene Camacho .

Le Triomphe de l’amour fue la segunda página en el programa del concierto de la JOBA. Estrenada en 1681 con la excusa del matrimonio del Delfín de Francia, está articulada en cinco actos donde el número de danzas se ven reducidas en favor de los airs cantados y coros. Nuevamente A. Zapico y la JOBA subrayaron el carácter contrastante de la suite de danzas, las numerosas combinaciones instrumentales, por otro lado presentes en todo el recital, y los constantes cambios de ánimo en las distintas danzas que refuerzan el papel emotivo y descriptivo de la partitura.

Cerraba el concierto la también suite de la comedia Le Bourgeois Gentilhomme dentro del subgénero turquerie. Zapico y JOBa nuevamente destacaron el carácter contrastante de la suite donde nuevamente el decisivo papel otorgado a la orquesta donde contrastó el ánimo solemne y elaborado de esta suite de danzas con la fragilidad anecdótica del tema centro de atención no muy alejado del reflejo social de la Francia de Luis XIV.

La JOBA arrancó con este programa el primero de los tres encuentros para esta nueva temporada y lo hizo con seguridad, confianza, altas dosis de maestría y un auditorio entregado al trabajo expuesto por los atriles y el maestro Zapico.