La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Semana Santa Málaga 2022

El recorrido oficial de la Semana Santa de Málaga tendrá más iluminación que en 2019

La Agrupación de Cofradías y los Servicios Operativos del Ayuntamiento de Málaga ultiman la instalación de focos en distintos puntos de de Atarazanas, plaza de La Marina y Molina Lario para tratar de corregir las deficiencias detectadas y que provocaron las protestas de los abonados

Pruebas de iluminación en la calle Atarazanas, parte del nuevo recorrido oficial.

La Agrupación de Cofradías y los Servicios Operativos del Ayuntamiento de Málaga ultiman en estos días de vísperas de la Semana Santa la instalación de focos y reflectores de luz en distintos puntos del recorrido oficial para tratar de corregir las deficiencias de iluminación detectadas durante el año 2019 y que provocaron las críticas de los abonados, y que se hicieron más evidentes el Lunes Santo, al paso de la cofradía de Dolores del Puente. 

Parte del público de las sillas y tribunas de la plaza de la Marina protagonizaron una insólita protesta haciendo uso de las linternas de sus teléfonos móviles, que agitaban en el aire, y gritando "¡Queremos luz!" Al día siguiente, la Agrupación trató ya de corregir esta situación instalando puntos de luz provisionales en las viseras de las tribunas.

El presidente de la institución, Pablo Atencia, explica que dentro del plan de mejora estética del recorrido oficial, además de la reforma de los pacos y tribunas, se incluye la incorporación de estos focos "de luz indirecta" en algunas zonas, como Atarazanas, la plaza de La Marina o Molina Lario. "Se identificó que existía problemas de iluminación y queremos corregirlo", añade Atencia, quien resalta la colaboración existente con el Ayuntamiento de Málaga en este sentido. 

El nuevo recorrido oficial de la Semana Santa de Málaga que entró en vigor en 2019 padeció, como uno de sus principales talones de Aquiles, falta de gusto y criterio estético. Los responsables de la Agrupación de Cofradías reconocieron, prácticamente desde el primer día, que era una asignatura pendiente. Las críticas se centraron, fundamentalmente, en las tribunas de la plaza de La Marina, un entorno frío para el paso de las cofradías que ya forma parte de este itinerario común por el que discurren todas las procesiones.

Este año, entre otras cosas, se sustituye el color azul por el granate y se mejorará la estética de los palcos. También se suprimirá el toldo de la gran tribuna del final de la calle Larios, esquina con Martínez.

Compartir el artículo

stats