El Unicaja comienza una nueva era. Un ciclo incipiente con Fotis Katsikaris al frente del banquillo cajista que deberá cargar, al menos esta temporada, con lo hecho hasta la fecha por su antecesor en el cargo, Luis Casimiro, y sus nuevos jugadores. El griego coge las riendas del equipo en el momento más complicado y clave de la temporada y tiene poco tiempo para dar un lavado de cara a un club que en las próximas semanas se jugará el pase al Top 8 de la Eurocup -con la losa de las dos primeras derrotas-, se medirá al Barça en los cuartos de final de la Copa (viernes, 12 de febrero) y que tiene que reconducir su rumbo cuanto antes en la Liga Endesa.

La racha del equipo verde en las últimas semanas llevó a los rectores de Los Guindos a tomar una decisión poco habitual en el seno de la entidad. Nueve derrotas en los últimos 10 encuentros, entre Liga y Eurocup, fueron más que suficientes para que los que mandan decidieran poner punto final a la relación de Luis Casimiro con el banquillo local del Martín Carpena y apostaran por Katsikaris para lo que resta de temporada y, quizás una más. Ahora le toca al técnico heleno y a los jugadores demostrar que la determinación ha sido la correcta y son capaces de dar un giro de 180º al rumbo que había cogido la temporada.

Y el reto de Fotis Katsikaris al frente del Unicaja empieza fuerte. El nuevo entrenador se estrenará en un derbi andaluz (20.30 horas/#Vamos) ante el Real Betis de un viejo conocido, Joan Plaza. Hace escasas semanas, estos equipos se vieron las caras en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena y fueron los sevillanos los que se llevaron el encuentro en la prórroga (111-114).

Con respecto a dicho partido jugado hace menos de un mes, el Unicaja ha recuperado para la causa a Alberto Díaz, hombre clave en este equipo. Cuando el base malagueño está en la pista todo cambia, empezando por la actividad defensiva de muchos de sus compañeros. Alberto es capaz de contagiar a sus compañeros y su actitud en pista es un buen ejemplo de lo que deberá sacar Katsikaris del resto de la plantilla.

El cuadro verde sigue contando con las bajas de Gal Mekel, Carlos Suárez y, por supuesto, de Dragan Milosavljevic. Axel Bouteille ya jugó el martes en Mónaco y está en plenas condiciones para ayudar al equipo a volver a encontrarse con la victoria.

Por su parte, el Real Betis llega inmerso en plena batalla por evitar el descenso a la Liga LEB. El conjunto verdiblanco es 17º con cuatro victorias y 15 derrotas, mismos números que los dos últimos clasificados. Desde la llegada al banquillo de Joan Plaza, tan solo han conseguido ganar al Unicaja y al Fuenlabrada en ocho jornadas. Los sevillanos tienen como máximas amenazas a jugadores como James Feldeine -firmó 20 puntos en el Carpena-, TJ Campbell (22), Ndoye (25) o el australiano Nick Kay.

El Unicaja tiene come referencia y aviso dicho partido en el Palacio. Ahora, con nuevo técnico al mando, los jugadores deberán dar un paso adelante y firmar el primer triunfo para comenzar con buen pie la era Katsikaris.