Rubén Guerrero seguirá su carrera deportiva en el Monbus Obradoiro. Jugador y club tienen ya un principio de acuerdo, como ha apuntado el periodista de la Radio Galega Raúl Villares, que podría rubicarse en las próximas horas y que colocará al pívot marbellí en el cuadro gallego durante las dos próximas temporadas. La negociación no está cerrada, según aseguraron diversas fuentes a La Opinión de Málaga, pero ambas partes son optimistas para que la operación llegue a buen puerto.

Rubén Guerrero acabó contrato este 30 de junio con el Unicaja y el club cajista no lo colocó en el derecho de tanteo, por lo que el internacional marbellí ya es libre para negociar su futuro, que parece que quedará ligado con el equipo obradorista.

Moncho Fernández, técnico del cuadro gallego, es el gran valedor de la llegada de Guerrero al equipo gallego. Y una de las claves para que Rubén haya apostado por este cambio de aires por delante de otros posibles destinos, como el Coosur Real Betis de Luis Casimiro, que también estaba en la pelea por hacerse con los servicios del jugador formado en Estados Unidos.

La pasada temporada ya se especuló con una cesión del Unicaja al Obradoiro para que Rubén Guerrero acabara la temporada 21/22, algo que no llegó a concretarse y que ahora parece que sí se producirá, aunque esta vez será en calidad de "fichado", al ser agente libre desde este pasado 1 de julio.