Kiosco

La Opinión de Málaga

Mercado de Fichajes

El Unicaja no coloca a ningún jugador en el derecho de tanteo

El club cajista libera a todos los jugadores que acabaron contrato este 30 de junio para poder fichar por cualquier otro club

Juanma Rodríguez, director deportivo del Unicaja. Unicajab/Fotopress

No hubo sorpresas. El Unicaja quiere rebajar la masa salarial de su plantilla y no podía colocar en la lista del derecho de tanteo a ningún jugador de los que acabaron contrato este pasado mes de junio por sus elevadas fichas. Eso habría obligado al club a pagar el mismo salario que la última temporada y ni siquiera Tim Abromaitis, el excajista que más interesa de cara al próximo proyecto, aparece en la citada lista.

La ACB dio a conocer esta mañana el listado de 22 jugadores a los que sus clubes de la pasada temporada someten a tanteo. En ella no hay jugadores del Unicaja pero sí aparecen un par de nombres que han estado en el radar del club de Los Guindos en las últimas semanas: Yankuba Sima (Baxi Manresa) y James Webb III (UCAM Murcia).

Ahora se abre un plazo de 13 días para que los equipos interesados en fichar a jugadores de esa lista presenten sus ofertas. Si el jugador en cuestión recibe alguna propuesta, su equipo durante esta pasada temporada tendrá cinco días desde el momento en el que se haga oficial para igualar el 100% del nuevo salario que se le ofrezca y así poder retenerlo o cambiará de aires.

Así las cosas, desde hoy mismo Francis Alonso, Rubén Guerrero, Jaime Fernández y Tim Abromaitis (además de Bouteille, Kravic, Mooney y Oliver) son agentes libres para negociar con cualquier otro equipo. El Unicaja podría retomar las conversaciones con alguno de ellos, pero en una negociación partiendo de cero, con cifras a la baja, algo que parece poco probable que quiera aceptar ninguno de ellos.

Como adelantó La Opinión de Málaga en su día, Jaime Fernández tiene contactos abiertos con el Lenovo Tenerife y el Gran Canaria y su futuro parece que puede ser en uno de los dos equipos de las islas Canarias.

Compartir el artículo

stats