Sucesos

Detenidos padre e hijo por agredir a tres policías tras intentar sobornarlos

Los agentes trataban de multar a un establecimiento de Vélez que vendía alcohol y tabaco y menores

16.10.2013 | 20:17
Exterior del establecimiento donde se produjo el suceso.
Exterior del establecimiento donde se produjo el suceso.

Un hombre de 39 años y su hijo de 16, ambos de nacionalidad china, han sido detenidos por agredir presuntamente a tres agentes de la Policía Local de Vélez-Málaga, a los que habían intentado sobornar antes para evitar una denuncia por venta de tabaco de contrabando.

Los hechos ocurrieron sobre las 00.30 horas de esta madrugada, cuando dos agentes de paisano se personaron en un establecimiento de alimentación de la calle Camino Viejo de Málaga para inspeccionarlo, tras detectarse una presunta venta de tabaco de contrabando y nacional a menores.

El alcalde de Vélez-Málaga, Francisco Delgado Bonilla, ha explicado hoy en un comunicado que los agentes preguntaron al propietario si vendía tabaco, a lo que respondió que no, a pesar de que entre las cajas de golosinas del mostrador de la tienda pudieron observar un paquete de cigarrillos.

Ante esta situación, los policías inspeccionaron todo el establecimiento, que ya contaba con varias denuncias anteriores por venta de alcohol y de tabaco a menores, y encontraron, colocadas en distintas ubicaciones, alrededor de 30 cajetillas de tabaco de contrabando de diferentes marcas.

Tras informar de una sanción por esta venta, el propietario sacó del bolsillo de su pantalón varios billetes para intentar sobornar a los agentes, pidiéndoles que no lo denunciaran, según ha asegurado el regidor.

A continuación, "de forma sorpresiva y rápida", agarró una barra de hierro de entre dos máquinas frigoríficas y golpeó en el hombro derecho a uno de los dos agentes, cogiendo inmediatamente una botella de una estantería cercana para golpear también en la muñeca izquierda al otro efectivo que se encontraba en el lugar de los hechos.

Con la llegada al establecimiento de nuevos agentes, el propietario mostró una gran resistencia y forcejeó con los policías para intentar no ser detenido, lanzando puñetazos y patadas y trató de arrebatarle al arma reglamentaria a uno de ellos.

Cuando los agentes estaban colocándole las esposas, el hijo se abalanzó sobre uno de ellos causándole "múltiples lesiones", por las que necesitó asistencia sanitaria, al igual que sus otros dos compañeros heridos.

Ambos detenidos, A.X. y S.X., fueron trasladados a la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía para su puesta a disposición judicial.

El alcalde ha anunciado que el Ayuntamiento está inspeccionando el local para proceder, "si así se considera, a su precinto, ya que ante estos hechos, vamos a actuar con total ejemplaridad".

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine