´No lográbamos ver ni el techo de la Cueva´

13.01.2014 | 00:46

Las palabras que ayer pronunció Carlos Saura en presencia de cuatro de sus cinco alumnos más inquietos emocionaron a más de un asistente. El maestro de los descubridores rememoró pasajes que hasta ahora habían permanecido inéditos: «Estos cinco chicos resulta que se habían ido a cazar murciélagos a unas cuevas que ya conocíamos, las que había delante de la Cueva, y me vinieron ya muy de noche, diciendo que había algo enorme».

«Irrumpieron en la escuela contándome lo que habían visto y yo tengo que reconocer que no los creí. Venían de las cuevas que conocíamos como las del cementerio de Maro, y estaba casi seguro de que exageraban mucho», relataba ayer el maestro ante unos descubridores –cuatro de ellos más la viuda e hijo de José Luis Barbero– que llevaban más de medio siglo sin volver a reencontrarse con él en la primitiva entrada a la cavidad.

«Yo lo pasé estupendamente durante ese curso. Lo más especial fue poder ver la Cueva como nadie la ha podido ver nunca, sin música ni luz. Allí acompañé a mis alumnos y nos pusimos a buscar para ver si había restos. Pero no lográbamos ver ni el techo, porque la luz de las linternas no llegaba hasta arriba. Ese curso lo terminé aquí y al siguiente ya me asignaron otro colegio. Fue un año inolvidable», remató. f. e. nerja

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine