Nerja

Las Protegidas, el barrio que no puede contar con su patrón

Los vecinos no han dudado incluso en intentar secuestrarlo en el medio siglo de existencia de la barriada

27.08.2016 | 15:03

La barriada de Las Protegidas de Nerja (Málaga), también conocida como barrio de San Miguel, tiene un anhelo desde su fundación hace 55 años: poder contar con su patrón, aunque sea sólo por unas horas, para lo que los vecinos no han dudado incluso en intentar secuestrarlo en este medio siglo.

La barriada fue inaugurada en abril de 1961 en la zona alta del pueblo y a mediados de la década siguiente se construyó la parroquia de San Miguel, en cuyo altar mayor estaba previsto que se ubicase la talla del patrón del barrio y del municipio de Nerja, que se encontraba en la iglesia de El Salvador, junto al Balcón de Europa.

José Miguel Ortuño, presidente de la asociación de vecinos de Las Protegidas, ha explicado a Efe que, por aquella época, el hecho de que se arrojasen las basuras a una zona próxima propiciaba la existencia de roedores y ésta fue la excusa que utilizaron "las beatas para decirle al cura que el santo no podía subir y quedarse con las ratas".

A partir de ahí, comienza una historia de devoción y cariño del barrio hacia su patrón, que si bien no puede tener físicamente la imagen durante todo el año, al menos intenta que, durante las procesiones que se celebran con motivo de su onomástica, visite por unas horas la parroquia a la que da nombre en Las Protegidas.

En 1989, después de años de peticiones y enfados entre párrocos, los vecinos decidieron acudir a la procesión en la que el santo recoge a la Virgen de las Angustias y llevárselo hasta el barrio.

El entonces alcalde, Gabriel Broncano, tuvo que mediar y el cura dijo que, si los vecinos iban a por el santo, se lo llevasen, pero evitando cualquier trifulca o polémica.

"Los que llevaban el trono desde la iglesia de El Salvador iban expectantes por lo que pudiera suceder, pero la realidad es que, cuando llegaron al punto previsto, sólo se presentaron cuatro vecinos de Las Protegidas", ha indicado Ortuño.

Esto motivó que las aspiraciones de la barriada se enfriasen, hasta la constitución de la asociación de vecinos, que en 2010 volvió a hacer un intento para que San Miguel visitase el barrio al que da nombre.

La cosa no cuajó, pero este año, con motivo del 55 aniversario de Las Protegidas y el acuerdo entre párrocos y el propio hermano mayor de la Cofradía de San Miguel, se pensaba que por fin, los vecinos iban a ver cumplido su sueño de ver al patrón en el barrio.

Ortuño ha manifestado que se cursó la correspondiente autorización al Obispado de Málaga, aunque la respuesta ha sido que la celebración civil del 55 aniversario no es "suficiente motivo religioso para conceder una procesión extraordinaria", ante la proliferación de las mismas.

"Entendemos y respetamos la postura del Obispado, y esto sólo sirve para que esta historia de amor sea cada vez más bonita y se vaya enriqueciendo, porque el barrio adora a su santo, pese a que no lo tiene", ha precisado Ortuño, que ha destacado que la mayoría de los vecinos son personas mayores con mucha devoción a San Miguel.

Para compensar la decepción que ha supuesto la negativa a la procesión, el barrio ha incluido por primera vez a San Miguel en su cartel de la veladilla en honor al santo que celebra anualmente, le ha regalado un cetro de plata y financiará el exorno floral en su salida de recogida a la patrona del próximo 24 de septiembre.

"Ese exorno floral simbolizará la llegada al barrio, que nunca ha sido posible, aunque a nosotros nos gusta pensar que San Miguel está allí y nosotros aquí, pero siempre estamos juntos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine