Julio Verne

Un propulsor europeo eleva 7 kilómetros la órbita de la Estación Espacial

23.07.2008 | 22:29

El vehículo espacial europeo Julio Verne elevó hoy unos siete kilómetros la órbita de la Estación Espacial Internacional (EEI), según informó el Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) de Rusia.

La oficina de la Agencia Espacial Europea (ESA) en Moscú indicó que los propulsores de Julio Verne fueron activados unos veinte minutos para elevar la altura de la EEI en 7,2 kilómetros y situar la plataforma a 351 kilómetros de la superficie terrestre.

"Según las primeras informaciones, la operación transcurrió tal y como estaba previsto", dijo a las agencias rusas el representante de la ESA en Rusia, Serguéi Suvorov.

Precisó que "los parámetros exactos de la nueva órbita se conocerán dentro de varias horas, cuando la EEI dé varias vueltas al planeta y los centros terrestres recaben los datos necesarios", según la agencia Interfax.

Habitualmente la altura de órbita promedio de la EEI, tripulada actualmente por los rusos Serguéi Vólkov y Oleg Kononenko y el estadounidense Greg Chamitoff, oscila entre los 360 y 330 kilómetros de altitud.

La plataforma pierde entre 100 y 150 metros de altura cada día debido a la gravitación terrestre, la actividad solar y otros factores.

El objetivo de la maniobra, según el CCVE, es colocar la estación en una órbita que garantice condiciones óptimas para el enganche de las naves rusas Progress M-65 y Soyuz TMA-13, cuyos lanzamientos están previstos para septiembre y octubre próximos, respectivamente.

"Todas las operaciones de corrección de la órbita de la EEI son dirigidas por el ordenador central del módulo ruso de la estación", dijo el portavoz del CCVE, Alexandr Lindin.

Además explicó que los propulsores de Julio Verne fueron preparados para su ignición por el Centro de Control de la ESA en Toulouse, Francia.

La órbita de la EEI es elevada varios kilómetros tres o cuatro veces al año, maniobra de corrección en la que hasta hace poco se utilizaban los transbordadores estadounidenses y los cargueros rusos Progress, y a la que ahora se sumó el carguero europeo.

Según el CCVE, la EEI puede ser elevada hasta los 390-400 kilómetros, donde prácticamente dejaría de perder altura y no necesitaría correcciones de su órbita, pero en tal caso hasta la estación no podrían llegar los transbordadores estadounidenses.

Enlaces recomendados: Premios Cine