Cantabria

El vertido del Besaya ha provocado la muerte de 10.000 peces e invertebrados

29.07.2008 | 13:09

El vertido localizado en el río Besaya (Cantabria) ha provocado la muerte de 10.000 peces y animales invertebrados, que han sido recogidos y destruidos en la incineradora de Meruelo, aunque la Consejería de Biodiversidad desconoce aún quién ha podido ser el causante de este suceso.

El consejero, Jesús Oria, ha explicado hoy a los medios de comunicación que su departamento y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil siguen investigando para conocer quién ha vertido al Besaya esta sustancia tóxica, que ha señalado que podría ser "amoniaco o una producto con esa sustancia".

El vertido se localizó la tarde del pasado viernes a la altura de la localidad de Santiago de Cartes y ha afectado a un tramo de dos kilómetros del río Besaya, en dirección a Torrelavega.

Técnicos de la Consejería de Desarrollo Rural y Biodiversidad han recogido en el cauce del río 1.130 kilos de animales muertos, de los que 1.128 son peces como madrillas, piscardos y truchas (unos 100 kilos), y el resto, invertebrados.

Oria ha recordado que durante estos días se ha instalado en la zona afectada por el vertido una red para impedir el paso de la sustancia tóxica y de los peces muertos, aunque ha señalado que ahora ya no se está recogiendo más animales muertos.

Por ello, la Consejería retirará hoy mismo esa red para que los biólogos de este departamento comiencen a valorar el estado de la zona afectada y se determine cómo se va a regenerar la fauna.

Oria ha señalado que la regeneración puede ser natural o artificial, aunque ha indicado que este "desastre" ha reflejado que el río Besaya se estaba repoblando de peces a un "buen ritmo".

"La verdad es que el río Besaya, que pensábamos que presentaba bastantes dificultades de regeneración, vemos que era rico en fauna", ha apostillado.

El consejero ha señalado que en "un plazo breve de días" se conocerá quién ha sido el autor de este vertido, que ha confiado en que "sirva de enseñanza" para que en el futuro no se vuelvan a producir "desastres" como este.

En cuanto al agua, Oria ha informado de que no está contaminada, ya que la corriente del río, que baja "todavía con mucha agua", ha arrastrado la sustancia tóxica.

Enlaces recomendados: Premios Cine