Paraíso mutante

McPrado´s

Comenzamos una serie de artículos en los que el líder de Messina Park, analizará asuntos culturales de actualidad con socarronería y agudeza

 23:24  
Ilustración de Omar Janaan.
Ilustración de Omar Janaan. www.omarjanaan.es

JOSÉ GALLARDO En su discurso de investidura, el candidato electo a la Presidencia de la Junta hizo una breve referencia a la cultura en Andalucía, la cultura como motor de la actividad económica; insistió en la importancia de lo que él denominaba la marca Prado. Y tan importante le parecía, por lo rimbombante del concepto, lo de traerse una sucursal del Museo del Prado a Málaga, que lo repitió tres veces, golpeando ligeramente el estrado con el puño: «Marca Prado. Marca Prado. Marca Prado».

Poco tiempo después, la momia de don Diego de Velázquez fue vista caminando en dirección al Museo del Prado. Daba un poco de asquito verla, pero, eso sí, el hábito de la Orden de Santiago lo llevaba como recién puesto, limpio y reluciente. Llegado al museo, los patronos pensaban que el redivivo maestro quería ver sus obras de nuevo. Lo que intentó fue comérselas.

El candidato electo, ya excelentísimo señor presidente andaluz, fue convocado de urgencia por el Patronato del Museo. Allí le expusieron sus cuitas: a nosotros nos gusta que nuestros artistas muertos estén , pues eso; muertos.
No se arredró. No le gustaban mucho aquellos tipos del Patronato: los miembros de la nobleza, pasen, pero los intelectuales... Menuda chusma. ¿Quiénes eran ellos para apropiarse de la cultura? Señores míos, pónganla al servicio del pueblo y no al rev....
Ahí se calló.
Al principio de este relato, el excelentísimo señor, todo metaficción, pensaba que él iba a ser el malo del cuento. Ahora, veía la ocasión de cambiar las tornas. Lo que había sido una fantasmada electoralista amagaba con convertirse en el núcleo de su futura actividad política. Tampoco era un mal plan. Los recortes y tal... Eso lo mandaban de Bruselas. Pero esto... Era su puente a la posteridad. Y qué otra razón había en la actividad política más allá de la del triunfo del ego y la fantasía de poder. El arte quería vivir, y él, cual profesor Frankenstein, le insuflaría vida. Ya no quería una sucursal, no señor. Quería diversificar la oferta. Hacer llegar la pintura, la escultura y otras cosas terminadas en ura a todos los pueblos de la Nueva Andalucía. No, no quería sucursales. ¡Quería franquicias!

Un patrono anciano de barba perilla amarillenta y ojos lechosos carraspeó y se echó hacia delante, con los dedos entrecruzados:

–¿Una... Franquicia, dice usted? ¿Así como... McDonald’s? A mi nietos les gusta mucho...
–Pues sí, como McDonald’s, mire usted.

Y él mismo, como excelentísmo que era, se haría responsable de abrir la primera en Málaga. La primera de muchas.

No sabía en lo que se estaba metiendo. Siguiendo el modelo McDonald’s, al franquiciado se le exige conocer todos los aspectos del negocio, incluyendo, entre otras cosas, saber hacer las hamburguesas. El lunes siguiente, el excelentísimo se encontró en su despacho con un lienzo de lino en su caballete y pinceles. Le invadió una sensación extraña.

Encargó un retrato suyo para colocarlo junto a la placa conmemorativa de la primera franquicia-museo en Málaga. A medida que su gobierno aplicaba recortes, el retrato se iba poniendo feíllo.

Se intentó aplacar el ansia devoralienzos de la momia de Velázquez ofreciéndole un puesto de asesor cultural en la Junta. No. Él quería ser Jefe. Peor fue cuando apareció el esqueleto sin cabeza de don Francisco de Goya. A ése no se le convenció tan fácilmente.

El excelentísimo impregnó un pincel. Trazó una línea casual. Entonces, una luz pareció inundar las telarañas de su mente. ¿Era posible? ¿Había desperdiciado su vida, en conspiraciones, tejemanejes, mamoneos y caritas chulescas? ¿Había un mundo maravilloso y sin explorar oculto en aquel lienzo?

Empezó a pintar sin parar. Descuidó sus obligaciones. Su partido le llamó al orden. Al final, en plena moción de censura, pensando en el azul corporativo del logo de su partido, en la cadencia enfática de su himno... Se echó a llorar. Dimitió al día siguiente.

A día de hoy, poco se sabe del ex-excelentísimo, salvo que vive recluido, pintando, lejos de la política y del pádel. Que es feliz. Y la idea de la franquicia se quedó en la primera regla de la campaña electoral: Lo que se habla en campaña se queda en la campaña.

  HEMEROTECA

Cine

El actor británico, Colin Firth.
El actor británico, Colin Firth.

Colin Firth recibe las llaves de la City de Londres

El ganador del Óscar al mejor actor por 'El discurso del Rey' ha sido reconocido por su...

George Clooney.

George Clooney lucha por llegar a la Casa Blanca y por la cartelera

"Los Idus de marzo" narra la campaña para acceder a la presidencia de los EEUU pero no es un film...

Danny de Vito, durante la presentación en Madrid.

Danny de Vito: ´No me importa que la gente descargue películas´

Presenta en Madrid la cinta de animación 'Lorax. En busca de la trúfula perdida', que se estrena...

Meryl Streep, en una aparición reciente.

La vida alejada de Hollywood de Meryl Streep

La oscarizada actriz siempre ha manifestado que la fama no es algo que vaya con ella, a pesar de...

Soul surfer

Soul Surfer: un tiburón, una tabla y esfuerzo de superación

La historia de Bethany Hamilton, la adolescente a la que un tiburón arrancó un brazo y cuyo...

Fotograma de 'Los Vengadores'.

Escenas inéditas de ´Los Vengadores´

La superproducción de Marvel regala una serie de escenas centradas en el enfrentamiento entre...

Danny DeVito.

DeVito quiere una secuela de ´Los gemelos golpean dos veces´

El actor intenta convencer a Arnold Schwarzenegger para que vuelvan a coincidir en los platós de...



El primer día de infamia

El escritor estadounidense Jed Rubenfeld toma como eje el primer gran atentado que vivió EEUU en 1920, en el corazón de Wall Street, para dar vida a su nueva obra, La pulsión de muerte Más:Manganelli y su bestia metafísica | Viaje poético a la noche de Madrid

  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
  Las fotos 'raras y curiosas' del día

TEXTO

DESCRIPCION
 Ver galería »
laopiniondemalaga.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondemalaga.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otras publicaciones del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya