Fundación Málaga inicia su reestructuración con el cese de Martín-Almendro

El director de la institución desde su fundación, en 2002, será sustituido por Danae Pérez

22.12.2015 | 05:00
Pedro Martín-Almendro ha estado al frente de la Fundación Málaga desde sus inicios.

­Aunque el asunto venía tratándose desde hace tiempo, su cese como director de Fundación Málaga le ha llegado «de sopetón» a Pedro Martín-Almendro, que reconoce que la marcha le cuesta, sobre todo teniendo en cuenta que lleva trece años y medio al frente de la institución, desde su fundación en 2002. «El Patronato ha estudiado las circunstancias de la fundación y ha llegado a la conclusión de que no quiere hacer aportaciones mayores, sino todo lo contrario», afirma.

Detrás del cese de Martín-Almendro hay una política de reestructuración de la fundación, entre cuyas líneas de actuación destaca la reducción de gastos. «También barajan la opción de cambiar la actual oficina –en la Plaza de la Constitución– por otra que podría ceder el Ayuntamiento», apunta.

Su compañera Danae Pérez Aguilera, encargada de las relaciones externas de la fundación, ocupará su lugar a partir del 31 de diciembre, fecha en la que se hará efectivo el cese. «Para mí es una gran alegría. Danae es una mujer muy preparada y con gran experiencia», sostiene Martín-Almendro, que confiesa que fue él quien propuso a Pérez Aguilera al Patronato, que al final ha acabado aceptando su sugerencia.

Durante estos años en la Fundación Málaga, Martín-Almendro, procedente del mundo de la abogacía, ha podido conocer al dedillo la situación de la cultura malagueña, de la que destaca su potencial. «Comencé a aprender la cantidad de talento que hay aquí. Lo que me llevo es la tranquilidad de que Málaga cuenta con un enorme jardín de talento que crecerá con el tiempo», afirma.

«Mi gran satisfacción no tiene el nombre de algún proyecto en concreto. Me quedo con el estilo con el que hemos trabajado. Hemos intentado ser un poco diferentes y atender a todo el que ha acudido a nosotros. Hemos trabajado de una forma poliédrica, tanto en teatro, como en poesía, música, becas, arqueología...».

Desde la esfera de lo privado, Fundación Málaga ha becado a artistas locales con gran potencial, como el violinista Jesús Reina, ha apoyado distintas actuaciones, como la restauración de la pintura cenital del Teatro Cervantes, y ha trabajado por la difusión de la cultura desde todos los sectores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine