Cabeza de lista del PP al Congreso de los Diputados

"El PP ha sido el partido que ha impulsado la recuperación ética y moral de España"

Abogado del Estado, registrador de la propiedad, notario. El currículum de José María García Urbano es amplio

07.12.2015 | 05:00
José María García Urbano, en un momento de la entrevista.

Test de candidato

Después de sustituir a la veterana Celia Villalobos como cabeza de lista del PP por Málaga, proseguirá su carrera política en el Congreso de los Diputados. Un viaje de ida y vuelta, asegura, porque su intención es volver a la actividad privada.

­­Es el hombre del momento y su ascenso fulgurante dentro del PP, desde que hiciera su irrupción allá por 2011, hace justicia a esta condición. «Hacen falta más como él en política», dicen sus compañeros sobre José María García Urbano. Defiende sin matices la gestión de Mariano Rajoy y promete que en la próxima legislatura «veremos el inicio de las obras del corredor ferroviario».

El 20 de diciembre apunta a una cita con la incertidumbre. ¿El PP afronta las elecciones más complicadas en su historia reciente?
Son las elecciones más importantes para toda España. Es un momento decisivo que se presenta con dos alternativas. Continuar con las políticas de recuperación económica, ética y moral impulsadas por el Partido Popular, o someterte a la incertidumbre. Según dicen todas las encuestas hay un nivel de indecisos importantes. Yo detecto día a día que ese nivel de incertidumbre va a menos y que estamos recuperando a nuestros votantes.

¿A qué se refiere con conceptos, a priori, tan velados como lo pueden ser la recuperación ética y moral de España?
Pues que después de estos cuatro años, el PP, por primera vez en la historia de la democracia, ha sido el partido que ha dado un impulso legislativo muy claro para garantizar la transparencia, el buen gobierno y ha modificado el código penal de enjuiciamiento criminal estableciendo tipos delictivos nuevos para que nunca más se puedan producir los desmanes por parte de los políticos. El PP ha garantizado verdaderas barreras para que eso no vuelva a suceder.

No dio la impresión de que se actuara con mucha vehemencia para colaborar con el juez Ruz, cuando la policía entró a registrar la sede central de su partido. ¿No le chirría hablar del PP como un referente ético?
En absoluto. Personas dentro del PP, insisto, como personas dentro de otros partidos y sectores de la sociedad, han sido imputadas y están envueltas en casos de corrupción. Como miembro del PP, siento vergüenza de estos casos. Pero eso no quita que el PP sea el partido que ha impulsado la recuperación ética y moral de España.

¿Acercarse a unos resultados similares a los obtenidos en las últimas elecciones generales del 2011 es el objetivo del PP?
El objetivo del PP es ganar. Y hacerlo para poder gobernar. Eso requiere sacar el mejor resultado en toda España y en la provincia de Málaga. Nuestra aspiración siempre es la de ser el partido número uno, tanto en el Congreso de los Diputados como en el Senado.

¿Es partidario de que el futuro presidente del Gobierno tiene que salir de la fuerza política más votada el 20-D?
Yo estoy a favor de reformar la ley electoral y garantizar que quien tenga mejores resultados sea también el que gobierne. Puede que con doble vuelta u otros matices, según el tipo de elecciones que se trate. Más del 70 por ciento de los españoles también está a favor de ello.

¿Por qué Mariano Rajoy es el mejor candidato que podía presentar el PP?
Es el presidente del Gobierno que ha tenido el enorme mérito de saber conducir un país de la deriva en la que iba al momento en el que está. Un mérito que tiene que compartir con todos los españoles. El esfuerzo lo hemos hecho entre todos. Pero el que ha conducido el país y ha aplicado las directrices correctas ha sido él. Cuando las cosas van bien, para qué cambiar.

¿La famosa herencia de Zapatero ha servido como excusa para no cumplir con promesas electorales que se consideraban imprescindibles para parte de los votantes que optaron por el PP en 2011?
Rajoy sabía que los tiempos eran muy difíciles, que lo que dejaba Zapatero era tremendo, pero las cuentas demostraron que había datos que no habían sido comunicados por el gobierno anterior. Eso obligó a tomar medidas complejas desde el primer momento. Nadie puede pedir que cumplas con tus medidas desde el primer día. Tienes cuatro años para hacerlo. Lo que hay que hacer es el balance al final del mandato y el PP ha cumplido con su programa electoral, prácticamente, al 100 por 100. Se han garantizado las pensiones, ha aumentado el empleo y han bajado los impuestos.

El paro sigue por encima del 20 por ciento. ¿Hasta qué punto un país puede asumir una tasa de desempleo tan elevada? ¿Corremos el peligro de perder la dignidad?
Aquí no hay autocomplacencia. Mientras haya un solo español que no tenga trabajo, que no esté dignificado en su vida por tener un empleo, no vamos a cesar de trabajar. Eso es una cosa, pero otra es que reconozcamos la realidad. En el año 2011, se habían perdido tres millones de puestos de trabajo, y en los dos últimos años se han recuperado dos millones de trabajos. ¿Queda todavía mucha gente que tiene que recuperar ese puesto de trabajo? Sí, pero si sigue el PP se mantendrá este ritmo de recuperación. Con las mismas políticas de austeridad, de control del déficit y de rigor presupuestario para la provincia de Málaga detectamos que podemos recuperar 80.000 puestos de trabajo en el próximo mandato.

Muchos ciudadanos, aun con empleo, no llegan a final de mes o naufragan entre la temporalidad de los trabajos. ¿Cómo se puede revertir esta situación?
Hasta ahora, los planes de empleo han consistido en utilizar dinero público para generar empleo público. Pues me parece más efectivo, que ese dinero público se utilice en una combinación público-privada para generar puestos en el sector privado. Esto ayuda a estimular el círculo económico. Para acabar con la temporalidad, una de nuestras medidas estrella en nuestro programa es la conversión de contratos temporales en contratos indefinidos. Establecer una bonificación en la cotización de la Seguridad Social, tanto en la parte del empresario como en la del trabajador durante los primeros cuatro años después de esa conversión a indefinido.

Estacionalidad, sueldos bajos, elevada carga de trabajo. Son sólo algunas de las lamentaciones que se escuchan de los trabajadores en el sector del turismo.
Hay de todo. El sector del turismo es una reproducción del modelo productivo del país. Las reglas del mercado de trabajo son las mismas para todos los sectores. Lo que tenemos que hacer es fomentar la preparación. Hay que fomentar las escuelas de hostelería que están cerrando.

¿El PP eliminará definitivamente las tasas judiciales?
Las cosas tienen que ser poco a poco. De momento se ha hecho para las personas físicas. Queda hacerlo para las sociedades que, en un principio, pueden permitírselo. Está en estudio eliminarlas para las pequeñas y medianas empresas.

¿En España hay gente que se queda sin estudiar por no poder pagar las tasas?
Las tasas universitarias están en la media europea. Hay un sistema de becas que lo complementa y se trata de cantidades importantísimas destinadas por todos los gobiernos. En esto no hay que hacer política. Todos los gobiernos han dado becas y tienen la obligación de seguir dándolas. No conozco a ninguna persona que no esté en la universidad por motivos económicos.

¿Un pacto por la educación entre todos los países es la gran tarea pendiente?
Es una de las lagunas de este país. Sería muy bueno para todos desideologizar la educación.

¿Qué opina de la irrupción de los nuevos partidos políticos?
En su momento vinieron bien. En la actualidad, diría que estaban de moda, pero las modas pasan. UPyD era también un partido emergente y ha desaparecido. La realidad es que estos partidos emergentes, aunque aportaron en su inicio algo de frescura, se han instalado en el populismo y en el extremismo. Tanto en Ciudadanos como en Podemos.

Hay muchos votantes que están dudando entre su partido y Ciudadanos.
Le diría que se lo piensen muy bien. Porque el que duda y vota a Ciudadanos, está votando al Partido Socialista. Sólo hay que ver lo que está pasando en Andalucía. Iban a regenerar la vida política y han acabado votando en contra de todas las enmiendas que han presentado los demás partidos a los presupuestos.

¿El PP es garantía de que se mantengan los servicios públicos?
Solo hay que ver los resultados. El PP ha conseguido mantener inalteradas las bases fundamentales del Estado del bienestar. Las pensiones han estado garantizadas por ley. Ni un solo parado puede decir que no haya recibido su prestación con un solo día de retraso.

¿Cuál sería un buen resultado para el PP en Málaga?
Cualquier resultado que ayude al PP a gobernar en España. Todas las encuestas nos dan como partido más votado. Sacar cinco escaños es un buen objetivo y es realista.

El alcalde de Almería ya ha dejado el Ayuntamiento. ¿Qué va a pasar con usted?
Es un tema sobre el que me he pronunciado ya varias veces y me remito a lo dicho.

¿Volverá a ejercer de notario o la política es un viaje de solo ida?
Que nadie tenga la menor duda de que volveré a la actividad privada después de mi etapa política.

¿Alguna vez se le ha pasado por la cabeza presidir a su partido en Málaga?
No tengo ningún tipo de ambición orgánica. El PP está perfectamente dirigido por Elías Bendodo.

¿Rajoy huye de los debates?
Es el presidente del Gobierno que más se ha sometido a debates en el Parlamento. No se le puede decir que ha huido del debate público. En este momento él, además de candidato a la presidencia del Gobierno, sigue siendo presidente y no puede dejar sus labores de gobierno en estos días. Él decide qué momentos dedica a la campaña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Redes Sociales Candidatos
Enlaces recomendados: Premios Cine