Sociedad

Los paraísos de los famosos

18.07.2008 | 12:21
Unas cataratas escondidas. Uno de los secretos del éxito de Santa Lucía son las cataratas naturales de la isla, como la de la imagen, llamada Diamante.
Unas cataratas escondidas. Uno de los secretos del éxito de Santa Lucía son las cataratas naturales de la isla, como la de la imagen, llamada Diamante.

Las celebridades de todo pelaje ya disfrutan de su descanso, sobre todo en el Caribe.

Playas exóticas, destinos de lujo, aventuras, relax y fiestas chic son lo que los famosos buscan cuando deciden desconectar de su rutina y disponer de sus tiempo libre. Y cuando hacen la maleta, coinciden en un plan: "Vamos al Caribe" Pero no precisamente a los hoteles ´de la pulsera´ a los que los ciudadanos de a pie estamos acostumbrados a ir, ni mucho menos. Y es que el glamour no sólo se lleva en la alfombra roja.

Ya en mayo, Britney Spears empacó su bikini rumbo a Costa Rica, después de que Mel Gibson quisiera acoger a la ex princesa del pop en su mansión de dicho paraíso tropical. La cantante ya ha vuelto de sus vacaciones, y su sello discográfico ha anunciado que prepara un nuevo disco. Parece que desconectar de los problemas de custodias y juicios pendientes han venido bien a la creatividad de la artista.

La isla de Saint Barth y la de Santa Lucía, ambas bañadas por las cálidas aguas del Caribe, son el enclave perfecto vacacional para otra tanda de actores y celebridades. La pequeña pero lujosa Saint Barth, considerada la ´Costa Azul del Caribe´ y en la que se conjuga lujo y exotismo, recibe estos días a Dustin Hoffman, Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones, que está previsto que compartan ´chiringuito´ con Kate Moss, Uma Thurman, Gisele Bündchen, Johnny Depp, Tom Hanks y Cameron Diaz.

Santa Lucía es una de las islas que más famosos acoge: Hugh Grant, Harrison Ford, Tyra Banks, Nicolas Cage o Morgan Freeman tienen muchas probabilidades de encontrarse y saludarse en las cataratas de la isla.

Hawaii es otro de los destinos favoritos de los famosos: Owen Wilson y Woody Harrelson tiran la casa por la ventana cuando van a Maui, y la prensa local siempre se hace eco de sus aventuras por los bares de la zona, que este año no verán a Matthew McConaughey entre sus clientes, puesto que sus labores de padre le alejarán de la mala vida.

Claro que, con tanta tendencia a repetir destino vacacional, los famosos corren el riesgo de ser acechados por el ´depredador´ veraniego: los paparazzi ya preparan sus equipos fotográficos para retratar cada arruga, cada bikini mal puesto y cada momento embarazoso de sus presas. Y si no se lo creen, esperen y verán...

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga