Prueba

Despidos en alta mar

23.07.2008 | 00:00
Esta cartilla de navegación de un tripulante del Titanic que sobrevivió a la tragedia ha estado perdida 93 años.
Esta cartilla de navegación de un tripulante del Titanic que sobrevivió a la tragedia ha estado perdida 93 años.

Un documento desvela que la empresa del Titanic dio de baja a la tripulación tras el trágico naufragio con el fin de ahorrarse los sueldos

La compañía propietaria del Titanic, la británica White Star Line, dio de baja a todos su tripulantes nada más tener noticias del naufragio, poco después de la medianoche del 14 de abril de 1912, al parecer con el único objetivo de ahorrarse sus salarios, según se desprende de los datos de la cartilla de navegación de uno de los marineros.
La cartilla de navegación de uno de los tripulantes del Titanic que sobrevivió al naufragio ha estado "desaparecida" 93 años, según ha informó ayer la Fundación Titanic en el marco de la exposición sobre el transatlántico, que desde el 12 de junio puede verse en el puerto de Tarragona.
El documento, que se había extraviado en 1915, pertenece a uno de los tripulantes supervivientes de la tragedia del Titanic, concretamente a uno de sus mayordomos de primera clase, el británico Alexander James Littlejohn. En este documento "se demuestra, por primera vez, la certeza de la leyenda" que apuntaba que la compañía propietaria del Titanic, la británica White Star Line, dio de baja a todos los tripulantes del buque nada más tener noticias del naufragio, sin saber si había supervivientes, con el único objetivo de ahorrarse sus salarios.

Cartilla con sellos oficiales. El presidente internacional de la Fundación Titanic, Jesús Ferreiro, fue el encargado de presentar esta cartilla, que consta de 26 paginas, tiene los sellos oficiales de la Autoridad Marítima Británica, esta escrita a mano, lleva grabado el número 698750 y demuestra que su titular fue desembarcado del Titanic en alta mar el día del naufragio, el 14 de abril de 1912.
En el documento de Alexander James Littlejohn se demuestra que embarcó en el Titanic el 10 de abril de 1912 y fue desembarcado en alta mar por la compañía propietaria del barco, la White Star Line, el mismo día del naufragio.
La cartilla, que por el momento no se expondrá porque se están gestionando los correspondientes seguros, volverá a manos de sus propietarios, los descendientes de Alexander James Littlejohn, una vez finalice el periplo de la muestra, que este año podrá verse en Berlín, Varsovia y Zúrich. No obstante, una importante casa de subastas de Londres ya ha ofrecido 1,7 millones de dólares por el documento.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga